Quantcast

Fabra avanza que si Castedo no vota a favor de que no haya imputados en las listas se estudiará su expulsión

Afirma que no le consta que Rajoy no quiera que sea candidato y reconoce que su línea roja puede haber molestado a compañeros

VALENCIA, 31 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Generalitat valenciana y del PPCV, Alberto Fabra, ha advertido este viernes de que si la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, no sigue las directrices que ha marcado el partido de apoyar la propuesta de que no haya imputados en las listas electorales que se votará en el pleno municipal de hoy el Comité de Derechos y Garantías estudiará su expulsión, aunque ha confiado en que sí que lo haga.

Fabra, en una entrevista a 'Las mañanas de RNE' recogida por Europa Press, ha insistido en que Castedo, doblemente imputada, no puede ser candidata y «hoy se pondrá de manifiesto en Alicante», mientras que sobre su futuro político ha insistido en que «por su supuesto» que quiere repetir y que no le consta que el presidente nacional, Mariano Rajoy, no quiere que sea candidato.

En ese sentido, ha explicado que «por supuesto» que la dirección regional del partido han dado instrucción para que los concejales del PP, incluida Castedo, apoyen la propuesta de UPyD de que no haya imputados en las listas. «Yo espero que sea consecuente con esa línea», ha apuntado Fabra, que ha recalcado: «esta directriz la tienen que cumplir todos los concejales del PP».

En caso de que Castedo no vote a favor, ha replicado: «si no actuaríamos de otra manera, se lo puedo asegurar». Preguntado por si supondría su expulsión, ha matizado que esta decisión la tiene que tomar el Comité de derechos y garantías. «No es que uno se levante por la mañana y decida tú sí o tú no», ha señalado.

Fabra no obstante ha apuntado que «no hay una directriz» para evitar la foto de la primera edil alicantina con el Rey Felipe VI en los actos oficiales del Congreso Nacional de la Empresa Familiar que se celebrará el lunes en Alicante ya que en este caso «manda el protocolo». «No se si habrá foto o no. El protocolo es el que manda y distribuirá a cada uno en su sitio», ha señalado.

En cualquier caso, ha insistido en que «los imputados en casos de corrupción no formarán parte de las listas. Este siempre ha sido mi criterio y lo vamos a seguir aplicando aunque no sea fácil», ha recalcado.

En ese sentido, ha reconocido que mantener esta línea roja le ha supuesto «tomar decisiones muy complicadas que han afectado a compañeros de partido» y «eso no ha generado un clima favorable, se lo puedo asegurar». «Si ha habido gente que le ha podido molestar pues me imagino que sí, pero en estos momentos más que nunca tenemos que trabajar con seriedad y sabiendo que hay cosas que hay que corregir para que la gente confíe en nosotros porque sino nos estamos equivocando», ha señalado.

Por ello, ha pedido un acuerdo de los partidos mayoritarios sobre las líneas a seguir en los casos de corrupción para «no contribuir al tú más, lo que no contribuye en nada a generar confianza a los ciudadanos». «Necesitamos más unión que nunca en estos momentos», ha reclamado.

«POR SUPUESTO QUE QUIERO SER CANDIDATO»

Fabra ha afirmado que «por supuesto» que quiere ser el candidato del PP a la Presidencia de la Generalitat y al respecto, preguntado por si le consta que Rajoy no quiere que repita, ha afirmado: «no me consta». Así, ha comentado que su relación con el Rajoy es de «absoluta normalidad». «Cuando hay un problema hablamos y comentamos los problemas de la Comunitat y a nivel también nacional y que puedan afectar al partido como siempre», ha afirmado.

En cualquier caso, ha señalado que «no hay ni uno solo candidato a ninguna comunidad autónoma que esté ratificado por el PP, ni uno sólo, porque el partido marca sus tiempos y será el comité electoral quien decida cuando tienen que nombrarlos», ha insistido.

Fabra ha señalado que no se arrepiente «ni muchísimo menos» de haber sustituido a Francisco Camps al frente de la Generalitat porque, ha dicho, «me gusta asumir los retos con responsabilidad y no arrugándome, aunque no ha sido fácil».

«Me hubiera gustado ser presidente de cinta en una época de inauguraciones, de equipamientos, pero ese no ha sido el momento que me ha tocado vivir», ha señalado Fabra, quien ha asumido que por el contrario le ha tocado afrontar las cosas con «responsabilidad en función de las necesidades».

En ese sentido, ha comentado que «desde luego» teme una debacle electoral si no se solucionan los casos de corrupción ya que «no es un tema menor», sino que «afecta a los cimientos de los partidos y de las instituciones». Por ello, ha señalado que hay que ser «muy contundente» porque «estamos viendo cómo la gente está dirigiendo su descontento a ciertas opciones». No obstante, ha señalado que «el problema no es lo que ha aparecido sino porque se ha creado».

FUTURO DE ESPERANZA AGUIRRE

Respecto al futuro político de Esperanza Aguirre tras la Operación Púnica, ha comentado que es «difícil hacer una valoración de si en Madrid hubo algún tipo de alarma que no se tuvo en cuenta».

Por ello, ha señalado que es «un tema muy complicado» y que será Aguirre «dentro del análisis de esos detalles podrá valorar si en algún momento pudo haber tomado alguna decisión para frenar esa situación». «Es una persona muy valiente y decidada a la hora de tomar decisiones difíciles sabiendo que ante todo está la ejemplaridad de los cargos públicos y si hubiera habido algún indicio de que estas personas formaban parte de esta trama ella hubiera actuado», ha señalado.

«Cierto es que pasa en una época en la que es responsable máxima y esto le estará dando algún dolor de cabeza que otro», ha apuntado. «Es una persona valiente y toma las decisiones adecuadas en función de las señales que le llegan y es lo que estará valorando para saber si ha podido fallar», ha apostillado.