Quantcast

Un cura se suicida tras abusar de una niña de 13 años

Maks Suard era un sacerdote de la comunidad eslovaca que estaba a punto de firmar su dimisión como párroco de la localidad italiana de Trieste después de admitir que había abusado de una niña de 13 años.

Sin embargo, no quiso esperar a que se produjera tal situación y decidió quitarse de en medio. Según publica el diario italiano 'Corriere della Sera', el cuerpo sin vida de Suard fue encontrado en la ciudad transalpina. Las primeras investigaciones arrojaron que el párroco se había ahorcado, tan sólo unas horas antes de que firmara los documentos oficiales que confirmaban su dimisión. 

En principio, los responsables de la curia de la ciudad no tenían pensado que abandonara su actividad como párroco sino que únicamente se trasladara a otra iglesia de la zona para seguir ejerciendo con la 'palabra de Dios'.

Don Suard, además de su labor como párroco de Trieste, también se dedicaba a la docencia, ya que impartía clases de religión y ofrecía lecciones de catequesis por las tardes en la ciudad. Durante los fines de semana, tenía un grupo de 'boy scouts' a su disposición, del cual, según afirman los medios locales, procedía la pequeña de tan sólo 13 años de la cual abusó hace unos meses sexualmente. 

Después de todo lo sucedido, la diócesis de Trieste ha emitido un comunicado en el que solicita una oración por el alma del sacerdote y en el que, además, ha lamentado que Maks Suard no haya podido continuar con el, palabras textuales, «recorrido canónico y judicial oportuno» para una persona como él. 

La joven que fue abusada por el propio párroco se encuentra en la actualidad bajo tratamiento psicológico después del suceso por el cual tuvo que pasar. En el comunicado de la curia de Trieste no hay palabras lamentando el estado de la pequeña.