Quantcast

'Top Chef:' Fran, el gran favorito, es expulsado

Las cosas se complican un poco más cada semana que pasa para los concursantes de Top Chef. Anoche quedó claro que no hay favoritos que valgan y Fran, que se había hecho con la inmunidad en dos ocasiones, tuvo que recoger sus cuchillos y abandonar el programa. 

La octava entrega de Top Chef comenzaba con los concursantes jugándose la inmunidad con el huevo como principal alimento. Tenían que convertir este alimento tan común (y tan odiado por Alberto Chicote) en la estrella de sus platos para lograr quedarse en el concurso al menos una semana más. El que se hizo con el brazalete fue David, y esta es la segunda semana en la que lo consigue. 

Como ya es costumbre semana tras semana, la prueba grupal se convirtió en una auténtica guerra tras los fogones. El Museo Naval de la Armada se convirtió en el escenario de un reto en el que la rivalidad entre Carlos y Marc se hizo más evidente que nunca. En esta ocasión fueron los propios concursantes los que tuvieron que decidir con sus votos quienes serían los cocineros que tendrían que ir a la 'Última oportunidad'. La sorpresa la dio Víctor, que pretendía votar a Marc estando en su propio equipo. 

En la prueba de eliminación los concursantes tuvieron que enfrentarse a un reto tan original como complicado: una batalla de cócteles. Los peores platos los habían firmado Inés y Fran. El mojito comestible de Inés convenció más al jurado que el Bloody Mary de Fran, por lo que uno de los grandes favoritos se vio obligado a abandonar el programa. 

Por su parte, Inés no podía creerse que se hubiera salvado de nuevo y que el jurado se hubiera mostrado tan orgulloso de su propuesta. «Me han venido a visitar los ángeles e incluso mi padre», aseguró la gallega.