Quantcast

El 73% de los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica no están diagnosticados

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

Según datos del estudio EPI-SCAN, la prevalencia de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) alcanza el 10,2 por ciento de los adultos entre 40 y 80 años y afecta a unos dos millones de españoles, pero, pesar de ello, el 73 por ciento de los pacientes con EPOC no están diagnosticados, advierte el especialista en Medicina Familiar y Comunitaria del Hospital de Alta Resolución El Toyo (Almería) y presidente de SEMG-Andalucía, Diego Vargas.

Estos datos han sido puestos de manifiesto en las jornadas 'La Segunda Mirada' organizadas por Novartis, a las que han asistido especialistas de Atención Primaria (AP) y Neumología con el objetivo de intercambiar experiencias en el manejo de la EPOC, así como analizar los retos en el diagnóstico y seguimiento de los pacientes, y las últimas novedades en el tratamiento de la patología.

Según Vargas, «la EPOC es una patología que en sus estadios iniciales da muy pocos síntomas, y los pacientes los asocian como normales a la edad y, por ello, no acuden a la consulta de AP». En este sentido, el experto considera que los médicos de AP deben tener un «papel activo» en la detección de la patología, ya que es «muy importante» diagnosticar la enfermedad «de forma precoz» para evitar que evolucione.

Por su parte, el médico de Familia del Centro de Salud Mensalbas (Toledo) y miembro del grupo de Neumología de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), Juan Antonio Trigueros, ha añadido que «los profesionales de AP son la puerta de entrada al sistema sanitario y tienen un papel fundamental en establecer la relación entre los primeros síntomas y la presencia de la enfermedad».

HÁBITO TABÁTICO, UNA DE LAS PRINCIPALES CAUSAS DE LA EPOC

El hábito tabáquico es una de las principales causas de la EPOC, por este motivo, el mismo doctor ha indicado que como el 90 por ciento de los pacientes con EPOC son fumadores activos, o lo han sido durante un periodo prolongado, el médico de AP también «debe relacionar el hábito del tabaco con un posible desarrollo de la enfermedad».

Durante la jornada, los expertos han destacado la importancia del control de los síntomas en la EPOC. Al respecto, el neumólogo del Hospital de Alta Resolución de Loja (Granada), Bernardino Alcázar, ha comentado que dicho control «se asocia a una mejoría en la calidad de vida relacionada con la salud y a una mejor adherencia al tratamiento».

Una de las novedades en el manejo terapéutico de la EPOC es la broncodilatación dual, según el mismo doctor «aporta mejorías clínicamente relevantes en cuanto a la función pulmonar, el control de síntomas y la calidad de vida», motivo por el cual se recomienda en las guías de práctica clínica nacionales e internacionales.

Los principales síntomas de la EPOC son la disnea, la fatiga, la expectoración, la tos y las exacerbaciones, entre otros. Según ha explicado Alcázar, las exacerbaciones son episodios de un incremento de la sintomatología en los pacientes con EPOC que contribuyen «de forma importante a la carga de la enfermedad», ya que su presencia repetida se asocia a un «deterioro de la calidad de vida y de la función pulmonar, así como a una mayor mortalidad».