Quantcast

La transformación estética de Paloma Rocasolano

Paloma Rocasolano, madre de la Reina Letizia, es otra de las personas públicas que ha decidido decir adiós a su imagen anterior y cambiar completamente de aires con una transformación estética absolutamente radical. Lo destaca en su portada Vanitatis, que asegura que Paloma «se ha sometido a una rinoplastia para retocar el dorso nasal y para afinar la punta de su nariz», una operación que rondaría los 3.000 euros, según esta publicación.

Quizás uno de los cambios más visibles es el de su pelo. Cuando por primera vez salió a la luz la imagen pública de la madre de la Reina Letizia, Paloma lucía un peinado demasiado anticuado: corto y rizado que le daba un aspecto bastante avejentado. En la última foto del pasado 24 de octubre, con motivo de los Premios Príncipes de Asturias, el peinado de Rocasolano era mucho más moderno.

También ha cambiado su sonrisa gracias a unos brackets que lució durante 18 meses.

En Vanitatis hablan de otros retoques estéticos de la madre de la Reina como inyectarse bótox en la frente y en las patas de gallo, así como usar un relleno en los pómulos, siempre según expertos cirujanos consultados por la publicación.

Paloma Rocasolano habría seguido así los pasos de su hija la Reina Letizia, que luce completamente distinta a aquella chica del telediario cuya imagen nada tenía que ver con la de ahora. Quizás una de las operaciones más visibles, aparte de la de la nariz, es la de los labios, mucho más carnosos y con menos arrugas alrededor de las que tenía antes de conocerse su relación con Don Felipe de Borbón.

En 2008 la propia Casa Real informó de la operación estética de Doña Letizia «con el objetivo fue corregir una desviación en el tabique nasal para mejorar sus problemas respiratorios».