Quantcast

Hasta Nicolas Cage boicotea sus películas, pero ¿por qué?

Nicolas Cage no puede decir nada contra su 'peli'. Se lo impide el contrato que firmó y cuyo incumplimiento podría afectar en el futuro a su carrera profesional, pero el caso es que el sobrino de Francis Ford Coppola está poniendo la cara en la protesta que sabotea su nueva película «Dying of the Light». Y es que el enfado del equipo que firma la obra es monumental con la productora de la misma por que no se respetó el montaje propuesto por su director, Paul Schrader, guionista de la mítica Taxi Driver, por ejemplo

Cage está apareciendo en diversos actos y vídeos junto al productor y cineasta Nicolas Winding Refn, el actor Anton Yelchin y el propio Paul Schrader. Todos llevan camisetas en las que muestran impreso el acuerdo que les impide por contrato desacreditar a la película y a su productora, Lionsgate.

La imagen fue subida por Schrader en su página de Facebook, con la siguiente parrafada que reproducimos íntegra: «Perdimos la batalla. Dying of the Light, película que escribí y dirigí, me fue arrebatada y fue reeditada y montada sin consentimiento. Grindstone (división de Lionsgate) ya ha lanzado su póster y tráiler. Mientras, aquí estamos Nick Cage, Anton Yelchin, Nic Refn y yo con nuestras camisetas de 'No descrédito'. La claúsula de 'No descrédito' es una parte del contrato de los artistas por el que este podrá ser denunciado por la productora en caso de haber dicho algo despectivo de su cinta. Sin comentarios con respecto a la película o sus participantes».

Dying of the Light llegará a los cines en diciembre. La película trata sobre un agente de la CIA -Cage- que tiene demencia pero que, a pesar de ello, está determinado a detener a un terrorista que creía haber matado años atrás. Su tráiler -con montaje de Lionsgate- ya se está online.