Quantcast

Se condena a un pedófilo gracias a una niña vitual por primera vez

Durante diez semanas, un equipo de Tierra de hombres investigó decenas de salas de chat bajo el perfil de Sweetie, una niña filipina de diez años. Un total de 20.000 hombres contactaron con ella, la mayoría con intenciones sexuales. El equipo de la fundación fue capaz de identificar a 1.000 de ellos de 71 países diferentes.

Esta información y los registros de chat fueron enviados a la Europol que, a su vez, los compartió con las autoridades policiales de los países afectados. Como consecuencia, se produjeron varios arrestos y, en Australia, se ha llegado a condenar a uno de ellos. Concretamente a un hombre de Brisbane que según la jueza encargada del caso, Judge Ryrie, no importa que Sweetie sea una niña virtual para imponer una condena. «Si usted cree que es una niña de 9 años, entonces esa es la ley, eso es suficiente», recoge la sentencia según ha informado la Tierra de Hombres en una nota de prensa.

El hombre condenado a un año de cárcel ya había sido condenado varias veces por abuso de menores en 1997 y se declaró culpable de los tres cargos: envío fotos obscenas a Sweetie, poseía pornografía infantil y violó las restricciones impuestas por las condenas anteriores, de dos años de prisión y doce meses de terapia para delincuentes sexuales.