Quantcast

Pistorius, en una celda individual para evitar ser violado

Oscar Pistorius ha pasado su primera noche en la prisión de Kgosi Mampuru II de Petroria, donde «consiguió dormir sin mayores problemas«. El sudafricano fue condenado el pasado martes a cinco años de cárcel por el asesinato de su novia Reeva Steenkamp el pasado 14 de febrero de 2013, aunque expertos aseguran que podría quedar el libertad condicional en 10 meses.

Desde Kgosi Mampuru, un portavoz ha explicado a medios sudafricanos que las autoridades de la cárcel decidieron que el atleta paralímpico pasara su primera noche en una celda individual cerca del ala de enfermería, donde hay vigilancia las 24 horas del día, con el fin de evitar que Pistorius fuera agredido, violado e, incluso, matado por otros reclusos.

Y es que en esa prisión sudafricana están recluido el checo Radovan Krejcir, uno de los delincuentes más peligrosos del país, encarcelado por secuestro y tortura, y Annanias Mathe, un asesino y violador en serie. 

En cuando llegó a prisión, a Pistorius se le abrió una ficha y se le generó un número oficial. Además, el corredor ya lleva su uniforma naranja y está autorizado para llevar sus prótesis.