Quantcast

La arriesgada apuesta de McDonald's: hamburguesas gourmet y camareros

McDonald´s también renovar algunas partes de su modelo de negocio. Después de que Burger King anunciara que comenzaría a vender en sus restaurantes hamburguesas negras– hechas con tinta de calamar- y que llevaría sus productos a casa con el servicio de domicilio, la otra cadena de comida rápida ha decidido ponerse las pilas y hacerse un lavado de cara.

Por ello, McDonald´s ha anunciado que va a mejorar su servicio y va a ofrecer a sus clientes unas hamburguesas diferentes y también pondrá a disposición de sus visitantes camareros para que les sirvan sus pedidos.

Las clásicas bandejas de plástico pasarán a mejor vida, al igual que esas colas interminables hasta que te atienden en la caja. Ahora, todo cambia con la intención de hacer sus locales más convencionales a las necesidades que pide un negocio de este tipo. 

También cambiarán las patatas, no su sabor ni su contenido, sino su caja en las que se vienen sirviendo hasta ahora. McDonald´s ha decidido que se lleven a los clientes en envoltorios de metal.

«Este cambio ha sido realizado para ajustar nuestro servicio a la demanda de nuestros clientes. Es algo que nos piden ellos«, explica el consejero delegado de McDonald´s.

Por el momento, estas novedades no se llevarán a cabo en todos los locales de la cadena sino que el restaurante de Castle Hill, en Sidney (Australia) será el que pruebe si funciona o no. Su éxito dependerá si se traslada o no a otros países.