Quantcast

Alonso pide «tranquilidad», cree que Mas cumplirá la ley y que se puede «desandar el camino negativo»

Cree que es obligación «de todos» buscar esa senda porque en Cataluña puede darse un «retroceso inmenso de libertades» si avanza la «exaltación de la nación»

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

El portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, ha pedido «tranquilidad» sobre cómo se están desarrollando los acontecimientos en Cataluña tras la convocatoria del referéndum independentista y los recursos del Gobierno ante el Tribunal Constituucional, y ha asegurado que cabe «desandar el camino negativo» una vez que Artur Mas y la Generalitat «comprendan que se enfrentan con la ley».

«La única solución es desandar el camino negativo y empezar a caminar juntos en otra dirección», ha dicho Alonso durante un desayuno informativo de Nueva Economía Fórum, en el que ha insistido que «hay margen para hablar» si todos los políticos se muestran «humildes al menos ante la ley».

El portavoz parlamentario ha pedido «tranquilidad» frente al lanzamiento de algunos mensajes que tratan de «infundir miedo» acerca de qué puede pasar en las próximas semanas; ha subrayado que no cabe pensar en que la Generalitat no va a cumplir la ley y que serán necesaria medidas drásticas.

En cualquier caso, ha advertido también de que se cumplirán las leyes cuando prevén su incumplimiento. «Son las propias leyes las que tienen previstas las consecuencias. Normalidad democrática», ha agregado.

EL CASO VASCO COMO ANTECEDENTE

Alfonso Alonso ha querido advertir de los efectos que a su juicio tiene la «exaltación de la nación» que puede darse en Cataluña por parte de las fuerzas independentistas y ha asegurado que es una senda conocida ya en el País Vasco.

El portavoz ha dicho que en «felizmente» en Cataluña no hay violencia, pero ha apuntado que la se puede dar una «quiebra social» cuando se admite que por el derecho de un pueblo se puede sacrificar el de los individuos.

«El movimiento es profundamente irresponsable. Se produce un retroceso gigantesco en las libertades públicas. Es obligación de todos intentar iniciar un camino en otra dirección», ha afirmado. Alonso ha insistido en que solo queda el camino «de la razón y del diálogo» y ha cargado contra el nacionalismo porque necesita el conflicto para sobrevivir, ha dicho.

«Algunos se dedican a crear conflictos permanentemente y más allá, aquel que creó el problema pide que todos los demás le den una solución», ha criticado.

LO POSIBLE, PERO NO DESEABLE

Alfonso Alonso ha admitido que cabe reformar la Constitución si se quiere otra organización del Estado, pero ha señalado que en ocasiones «lo posible no es lo deseable». La Constitución, ha señalado, exige para su reforma un consenso muy amplio, no puede diseñarse ni siquiera a la «medida» de una mayoría, sino de una gran mayoría. «Eso es una garantía», ha dicho.

El portavoz ha insistido en que en que no es posible un referéndum de autodeterminación en Cataluña, pero tampoco en el conjunto de España, para decidir sobre la separación de una parte, y ha puesto en valor que el país tiene una historia centenaria en común que no tiene por qué romperse.

En cuanto al derecho a decidir, ha asegurado que «se ejerce todos los días» en el marco de esa Constitución. «Y no es admisible confundir el derecho a decidir con el derecho a imponer su decisión, la de unos pocos, al conjunto de los ciudadanos», ha agregado.

Preguntado por la posibilidad de extender el régimen fiscal vasco y navarro a Cataluña, como solución a parte de sus reivindicaciones, Alonso ha negado que sea un sistema privilegiado y ha advertido de que implica también «cierto riesgo».

«La solución no está tanto trasplantar una situación que puede ser adecuada en un territorio a otro territorio. Hay muchas especificidades que no se pueden trasplantar. Es un sistema tan específico que no lo veo generalizable al territorio español», ha dicho.

LA FUERZA RELATIVA DE ERC

Alonso se ha pronunciado también por la posibilidad de que Mas adelante las elecciones autonómicas y ha recordado que cuando anticipó las anteriores, celebradas en 2012, «en un raro ejercicio de astucia logró perder doce diputados». «A partir de ahí, quedó colgado de ERC», ha agregado.

A su juicio, la fuerza de Esquerra es también relativa pese a lo que pueda parecer y ha apuntado que en esas autonómicas de 2012 logró 25.000 votos más que el PP. «Y con esa representación consigue mandar en Cataluña y hacer aparecer a Mas como un acompañante», ha señalado. A su juicio, es el precio para Cataluña, para CiU y para Mas de hacer una «apuesta por la radicalidad».

Alonso le ha pedido a Mas que «reflexione con serenidad» porque adelantar las elecciones a mitad de mandato es muestra de «fracaso político». «Los mandatos de los ciudadanos hay que tomárselos en serio», ha concluido.