Quantcast

Un piloto de Lufthansa logra en los tribunales que no le obliguen a llevar gorra

Tras varios años de batalla judicial contra la compañía Lufthansa, uno de sus pilotos ha conseguido ante los tribunales que no le obliguen a llevar la gorra oficial en los aeropuertos.

En el año 2009, el trabajador de la compañía alemana alegó que con la exigencia de llevar la gorra oficial en los aeropuertos era una manera de discriminar a los hombres frente a las mujeres, ya que ellas no tienen la obligación de llevarla. 

Hace 5 años que el piloto comenzó su particular lucha, después de que decidiera aparecer en el trabajo sin la gorra que estaba obligado a llevar durante sus horas de trabajo. Como se había saltado esta regla, al parecer bastante estricta, la compañía aérea decidió retirar al piloto de uno de los vuelos que tenía programado para Nueva York. 

Tras demandar a la empresa logró ganar un juicio en 2011, pero la compañía apeló y perdió el segundo juicio, celebrado un año más tarde. Finalmente, cinco años más tarde el Tribunal Federal Laboral le ha dado la razón, al considerar que no se debería discriminar a hombres y mujeres en su uniforme de trabajo

Al tribunal no le pareció que el argumento de la aerolínea de que no podían obligar a todas las mujeres a llevar la gorra por sus peinados tuviera el peso suficiente, por lo que a partir de ahora el piloto de Lufthansa podrá acudir a trabajar sin llevar la gorra oficial. 

El piloto, que trabaja para la empresa alemana desde 2006, se basó en la Ley general de igualdad de trato alemana para alegar que se sentía «perjudicado por razones de género». Ahora los tribunales le han dado la razón, ya que consideran que no hay ninguna razón para esta diferencia de trato, además de que consideran que la gorra no es indispensable para realizar su trabajo.