Quantcast

China bloquea las redes sociales para evitar la difusión de las protestas

El Gobierno de China ha bloequeado Instagram para evitar que se difundan imágenes sobre las protestas que están teniendo lugar los últimos días en Hong Kong, para luchar a favor de la democracia. 

El Gobierno ha decidido tomar medidas después de que la gente que está participando en la ya conocida como 'primavera asiática' publicase fotografías y vídeos en los que se puede apreciar como la policía lanza botes lacrimógenos contra los manifestantes de Hong Kong. 

El movimiento desatado hace apenas una semana en China para luchar en favor de la democracia ha derivado en múltiples protestas, revueltas y manifestaciones, que en más de una ocasión han causado desordenes públicos en la ciudad de Hong Kong. La mayoría de los enfrentamientos entre los manifestantes y la policía se han saldado con el uso de gases lacrimógenos y gas pimienta por parte de las autoridades, para tratar de disuadir a la gente. 

Las imágenes y vídeos en las que se puede apreciar perfectamente la dureza de estas escenas han corrido como la pólvora en las redes sociales, por lo que su rápida difusión ha hecho que el Gobierno haya tomado medidas. 

Desde Pekín se han puesto en marcha distintos mecanismos de censura que impiden que los usuarios de redes sociales como Instagram compartan en imágenes el trato que están recibiendo los manifestantes. Entre otras cosas, el Gobierno pretende que los se extiendan las protestas al resto del país. 

No es la primera vez que las autoridades chinas recurren a este tipo de censura, ya que en más de una ocasión también han bloqueado el uso de otras plataformas como Facebook o Twitter. 

Según informa la web Blocked in China, Instagram ha sido censurada en las principales ciudades del país, entre las que destacan Hong Kong, Pekín o Shenzen. Además en Weibo (la versión china de Twitter) se han bloqueado algunas de las etiquetas con las que los manifestantes iban narrando el día a día de las protestas.