Quantcast

Miguel Boyer será enterrado en la más estricta intimidad

Los familiares y amigos del exministro socialista Miguel Boyer acuden a su capilla ardiente para darle un último adiós después de que ayer falleciera a los 75 años de una embolia pulmonar. Su viuda, Isabel Preysler, contrajo matrimonio con él hace más de 25 años y se encuentra desolada junto a la única hija en común de ambos, Ana Boyer.

El político de González será enterrado «en la más estricta intimidad» en el cementerio de San Isidro, en Madrid. La salida del féretro está prevista para las 13:00 horas.

Miguel Boyer arrastraba problemas de salud tras sufrir hace dos años una hemorragia cerebral de la que le costó mucho recuperarse, y aun así no lo hizo del todo. Como político, siempre será recordado por sus medidas más controvertidas como la expropiación de Rumasa, sus careos con Ruiz Mateos y su Decreto Boyer.

La tarde de ayer en el velatorio fue un ir y venir de personalidades del mundo empresarial, de la política, familiares y amigos para acompañar a su viuda y a su hija en estos momentos tan duros. De riguroso negro y acompañada por su hija, Ana Boyer,Isabel Preysler llegó al tanatorio en torno a las 18:00 horas. Madre e hija eran la imagen de la serenidad y la calma. Ocultas tras unas gafas de sol y vestidas de forma muy similar, traje de chaqueta negro, ambas hacían su entrada en el tanatorio precedida por Beatriz Arrastía, madre de Isabel Preysler.

No faltó Tamara Falcó, quien llamaba cariñosamente a Miguel Boyer, el tío Miguel, ese hombre que volvió enamorar de nuevo a su madre y al que consideraba como un segundo padre, y quien le dio una hermana Ana, de la que acabó volviéndose inseparable.

Elena Cue, en esta ocasión sin la compañía de su marido, el financiero Alberto Cortina, el periodista Iñaki Gabilondo, del brazo de su mujer Lola Carretero o Luis Alfonso de Borbón junto a su esposa, Margarita de Vargas quisieron trasmitir sus condolencias personalmente a los familiares del exministro. Tampoco faltaron Cayetano Rivera, el escritor Mario Vargas Llosa, Esperanza Aguirre y Rodrigo Rato.