Quantcast

Un restaurante ofrece descuentos a los clientes que lleven armas

El restaurante Bergeron de Port Allen, Lousiana, ha cambiado por completo el sentido de las ofertas y descuentos que se pueden hacer a un cliente. Por ello, a todos aquellos que lleven un arma les descontarán un 10% en el precio final de su cuenta.

Kevin Cox, dueño del restaurante, ha afirmado que se lo ocurrió la idea para agradecer a los agentes y demás miembros del cuerpo policial su asistencia asidua a su local. El problema se ha dado cuando otros clientes con armas de fuego han aparecido solicitando ese descuento.

Sin embargo, es algo que no le preocupa. «Mientras todo el mundo tenga un arma y no la utilicen, no veo el problema del asunto», explicaba a los medios locales Cox.

El recibimiento de los clientes no ha sido nada malo porque entre 15 y 20 personas diarias se acogen a este descuento. Buena o mala, esta campaña ha supuesto toda una publicidad para el restaurante que se está frotando las manos con el aumento espectacular de los ingresos que han recibido en las últimas dos semanas, el tiempo que lleva activa esta promoción. 

Eso sí, el recibimiento que ha tenido entre los vecinos de Port Allen la noticia no ha sido nada bueno. De hecho, la mayoría de ellos está de acuerdo en que se cierre un local que ha aportado muchos problemas a la vida diaria de la zona, con continuos focos de inseguridad. Los policías, según afirman los propios afectados, no parecen hacer nada al respecto y más con los descuentos que les ofrecen en el local.