Quantcast

Mas confía en que el TC levante una posible suspensión de la consulta y se pueda realizar

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha confiado este sábado en la posibilidad de que el Tribunal Constitucional (TC) acabe levantando la posible suspensión de la consulta de autodeterminación que imponga al principio al aceptar un recurso del Gobierno central contra el 9N.

En una entrevista de TV3 recogida por Europa Press, al preguntársele si optará por la legalidad catalana o la estatal ante el 9N, ha dicho que aún no se sabe exactamente qué dirá la Justicia: una cosa es que la suspendiera y otra sería que finalmente decida «levantar esta suspensión», lo que posibilitaría realizarla.

Ha defendido que, si la ley si queda suspendida, el Govern puede seguir con los preparativos de la consulta, y ha añadido: «Si queda suspendida, que no anulada, en cualquier momento se puede levantar la suspensión«, por lo que el Govern debe estar preparado para que se pueda votar en cualquier momento.

«Confío en que esta vez el TC actuará como un árbitro imparcial«, ha dicho, y ha insistido en que su propósito es colocar las urnas, aunque no quiere prometer cómo reaccionará el Govern ante lo que diga la Justicia, porque no sabe qué razonamientos hará el TC.

«DOS URNAS»

En cuanto al Gobierno central, ha asegurado que no le ha hecho ninguna propuesta, y ha planteado una vez más: «Si tienen algo que ofrecer a Cataluña, que nos lo digan» y que se ponga a votación a los catalanes.

Por eso, ha subrayado que él no puede estar más abierto a las ofertas del Estado: «Dos urnas: la propuesta del Estado y la propuesta de las fuerzas políticas catalanas» que defienden la consulta.

LAS POSIBILIDADES DE UN VELERO

Ante el futuro, ha expuesto una metáfora sobre la que ha advertido de que no va a concretarla: «Nuestro barco es un velero, no un barco de motor. El velero suele llevar un motor; si se queda sin motor, desplega las velas y, por poco viento que haya, mantiene el rumbo».

«No puedo ir más allá. Tenemos todo el foco puesto sobre el 9N. Hemos hecho las cosas bien hasta el último momento, para que se pueda hacer, sabiendo que tiene una incógnita: el resultado».