Quantcast

El PSOE pide al nuevo ministro de Justicia que rectifique los «errores» del «trienio de la desigualdad» de Gallardón

MÉRIDA, 26 (EUROPA PRESS)

El senador socialista por la provincia de Badajoz Juan María Vázquez ha pedido al próximo ministro de Justicia, Rafael Catalá, y «aunque sólo sea por motivos electorales», que rectifique los «errores» cometidos a su juicio en dicha materia por Alberto Ruiz Gallardón durante su mandato en lo que ha denominado como «trienio de la desigualdad».

Ha reclamado así como «tareas pendientes» la derogación de las tasas judiciales, la retirada de la Ley de Justicia Gratuita, el renuncio a la «desaparición» de los partidos judiciales, y que se mantengan «como están» los registros civiles.

En rueda de prensa este viernes en Mérida (Badajoz), Vázquez ha mostrado el deseo de su partido de que el nuevo ministro «tome en consideración, aunque sólo sea también por intereses electorales, estos deberes», para que pueda de ese modo la ciudadanía «respirar un poco sabiendo que no va a haber en estos aspectos más desigualdad y más alejamiento» en cuestiones como «el acceso a la justicia y a la tutela judicial».

TASAS JUDICIALES

En concreto, sobre la Ley de Tasas Judiciales, ha considerado que se trata de una norma «claramente abusiva, injusta y claramente inconstitucional», así como que «su finalidad es puramente recaudatoria» y «discrimina a unos ciudadanos sobre otros».

«Los ciudadanos que tengan capacidad económica tendrán la justicia hasta el último nivel, el Supremo… los que no la tengan no podrán acceder en muchas ocasiones a la misma», ha advertido.

Como casos prácticos que implica dicha ley, ha citado que recurrir una multa de tráfico «suponen 200 euros»; así como que reclamar a un moroso «puede llegar a costar 1.200 euros»; reclamar al banco una factura pagada indebidamente «300 euros»; recurrir por despido «500 euros»; y «divorciarse 168 euros».

JUSTICIA GRATUITA

De igual modo, sobre la ley de justicia gratuita, Vázquez ha advertido de que «es la coartada de las tasas judiciales» pero «en realidad es un nuevo ataque a los derechos fundamentales de los ciudadanos» porque «deja fuera a los inmigrantes sin papeles», así como «endurece las condiciones económicas para poder acceder a esa justicia gratuita» e «iguala a los que menos tienen con los que más tienen» como «otro ejemplo claro de desigualdad».

También, sobre la Ley de Demarcación y Planta Judicial, ha indicado que «es otro paso hacia el desmantelamiento de la justicia como servicio público y cercano al ciudadano».

Como «repercusiones» concretas de dicha norma en Extremadura, ha dicho que «es un nuevo ataque más al mundo rural» y «un nuevo avance en el desmantelamiento de las poblaciones rurales» porque, según ha apuntado, cuando los ciudadanos vean que para «cualquier servicio tienen que ir a su capital de provincia para poder atenderlo» entonces «al final (los ciudadanos) decidirán irse (de los pueblos)».

Esta circunstancia del «despoblamiento» de las zonas rurales, según ha apuntado, «es el objetivo último del liberalismo económico», que «sabe que es menos costoso concentrar los servicios en grandes ciudades aunque sea a cambio de la desertización y el abandono y el despoblamiento de las zonas rurales».

«Éste es de alguna forma un ideario muy bien trazado del PP, que saben lo que quieren y lo están pasito a pasito haciendo», ha afirmado Vázquez, quien ha advertido de que esto «va a tener unas consecuencias irreversibles» en el «modelo de desarrollo» que el PSOE durante su gobierno en Extremadura «había conseguido implantar» en la región.