Quantcast

Pantoja pedirá parar la ejecución de su pena de cárcel por blanqueo

Isabel Pantoja tiene varias cuentas corrientes y algunos activos bloqueados por la Agencia Tributaria. En total casi dos millones de euros como medida cautelar derivada de sus 'desajustes fiscales' entre lo que declaraba la cantante como renta y lo que consideraba Hacienda que eran réditos personales, según publica Paloma Barrientos en Vanitatis. Pantoja, eso sí, tenía la posibilidad de ingresar esa cifra en periodo voluntario para evitar la ejecutoria y , con ello, el embargo de parte de su patrimonio.

También podría haber pagado inmediatamente la cantidad requerida por el Fisco y evitar así el crecimiento del montante de la deuda con Hacienda sumando los intereses de demora. Pero había un problema: La cantante tenía problema de liquidez que en la actualidad, aún persisten. Y hay que recordar que la tonadillera ya fue condenada a dos años de prisión y a una multa de 1,1 millón de euros en una sentencia que está recurrida en el Constitucional y que podría llegar a Estrasburgo para ganar el tiempo necesario y poder afrontar los pagos.

La opción más cómoda para ponerse al corriente con Hacienda era acordar una liquidación fraccionada. Según informaban en El Programa de AR -Tele 5-, la cifra que acordaron las partes era de 300.000 euros. En junio debería haber abonado la primera cantidad, pero no lo hizo, con lo que a esa cifra hay que incrementar ahora los intereses.

LA EJECUCIÓN DE LA PENA DE PRISIÓN, PENDIENTE

Pero lo más acuciante para la cantante es la ejecutoria de la pena de cárcel. Pantoja pedirá parar la ejecución de la sentencia que la condenó por blanqueo

La defensa de la cantante Isabel Pantoja ha presentado un incidente de nulidad parcial de la sentencia que la condenó por blanqueo de capitales y también un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional, solicitando, al mismo tiempo, que se paralice el trámite de ejecución de la sentencia iniciado por la Sala este miércoles «mientras se resuelven estas peticiones».

Tras haberse notificado este miércoles el auto en el que el Tribunal de Málaga declara firme la sentencia dictada contra la cantante y otras seis personas y el inicio de la ejecutoria; el letrado de Pantoja, José Ángel Galán, ha explicado que primero se justificará con los documentos necesarios que se ha planteado un incidente de nulidad parcial «que el Tribunal Supremo ha admitido a trámite».

También se alegará que se ha interpuesto un recurso de amparo ante el Constitucional, que está pendiente, ha precisado el abogado, quien ha señalado que con esto se pedirá la paralización del trámite iniciado por la Sala de ejecución de las medidas impuestas de prisión y multa, hasta que se tramiten estas acciones. Posteriormente, se pediría el beneficio de la suspensión de la pena de prisión, «pero entendemos que aún no es el momento procedente».

Los letrados de la cantante presentaron el pasado mes de julio un incidente de nulidad parcial, alegando que «no se puede condenar sobre el fundamento de unos extractos bancarios que no han estado nunca en esta causa». Este mes de septiembre, interpusieron una demanda de amparo ante el Tribunal Constitucional, en el que se hacía referencia, como argumentos para el recurso, a la tutela judicial efectiva, indefensión y vulneración de derechos.

La Audiencia de Málaga condenó a Pantoja a dos años de prisión y multa de 1,1 millones de euros por un delito de blanqueo; al exalcalde marbellí Julián Muñoz le impuso siete años de cárcel y multa de 3,8 millones por blanqueo de capitales continuado y cohecho mientras que la exmujer de éste, Maite Zaldívar, fue condenada a tres años y tres meses de prisión y multa de 2,4 millones de euros por un delito continuado de blanqueo; igual que su hermano. Además, fueron condenadas otras tres personas.

NINGÚN ABOGADO HA PEDIDO LA SUSPENSIÓN

Fuentes judiciales han apuntado que ninguno de los abogados ha solicitado aún el beneficio de la suspensión de la pena; de hecho, en el auto se señala que han transcurrido los plazos establecidos sin que contra la sentencia se haya planteado ningún recurso que impida su ejecución. Las fuentes explicado que en el caso de que se pida dicho beneficio, se dará traslado al fiscal para que informe, tras lo que el Tribunal resolvería.

Para poder suspender la pena de prisión, se requieren tres «condiciones necesarias», según se regula en el artículo 81 del Código Penal. Así, la primera de ellas es que el condenado haya delinquido por primera vez; la segunda, que la pena o penas impuestas, o la suma, no sea superior a dos años; y la tercera que «se hayan satisfecho las responsabilidades civiles que se hubieren originado».