Quantcast

Más del 25% de las detenciones en la operación policial europea contra el crimen organizado se practicaron en España

Han participado las fuerzas policiales de los 28 Estados miembros y también de Australia, Colombia, Noruega, Serbia, Suiza y EEUU

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

Más del 25 por ciento de las detenciones realizadas en el marco de la operación Arquímedes, la mayor actuación policial coordinada llevada a cabo en territorio de la Unión Europea contra la delincuencia organizada, se practicaron en España.

En esta operación coordinada por Europol desde su sede en La Haya, las fuerzas de seguridad de 34 países detuvieron a 1.027 personas entre el 15 y el 23 de septiembre, 266 de ellas en España, y actuaron contra las infraestructuras de los grupos criminales.

Además, se ha rescatado a 30 niños víctimas del tráfico de personas y se han incautado 600 kilos de cocaína, 200 kilos de heroína y 1,3 toneladas de cannabis, según ha informado la Oficina Europea de Policía.

En la operación Arquímedes han participado las fuerzas policiales de los 28 Estados miembros y también las de Australia, Colombia, Noruega, Serbia, Suiza y Estados Unidos. La intervención se dirigió contra grupos de delincuencia organizada y sus infraestructuras en la UE en una serie de redadas en centenares de localizaciones, con la cooperación de Eurojust, Frontex e Interpol.

Las redadas se produjeron en lugares como aeropuertos, puestos fronterizos, puertos y centros de delincuencia en ciudades y pueblos que habían aparecido en informes de inteligencia de Europol y de los Estados miembros.

En cooperación con Frontex y los Estados miembros, se ha controlado a 10.000 inmigrantes irregulares, lo que condujo al arresto de delincuentes que facilitaban el tráfico de seres humanos. En total, se ha arrestado a 170 facilitadores.

DELITOS FINANCIEROS Y TRÁFICO DE PERSONAS Y DE DROGAS

Según ha destacado el Ministerio del Interior en una nota de prensa, la contribución española a la operación Arquímedes, coordinada a nivel nacional por el Centro de Inteligencia contra el Crimen Organizado (CICO), ha sido «la más destacada», tanto por el número de agentes involucrados –más de 25.000 agentes de la Policía Nacional, la Guardia Civil y Vigilancia Aduanera– como por los resultados obtenidos.

La operación se centró en nueve áreas prioritarias, entre ellas el tráfico de seres humanos, armas y drogas, la facilitación de la inmigración ilegal o la ciberdelincuencia. España lidera las relativas a tráfico de armas y tráfico de cocaína y heroína, colidera las de inmigración ilegal y el subproyecto ciberamenazas y participa muy activamente en el resto, según Interior.

En nuestro país se han realizado casi 16.000 chequeos –de personas, vehículos, lugares o paquetería postal– y se ha detenido a 266 personas, principalmente por delitos contra la propiedad y delitos financieros (130), pero también por trata de seres humanos (58) y tráfico de drogas (53), entre otras actividades.

Asimismo, se ha identificado a más de 1.800 personas en situación de riesgo en relación con la trata de seres humanos y se han incautado más de 1.700 kilos de droga –sobre todo hachís (1.241) y cocaína (445)–, así como 26 armas, mercancías ilícitas o robadas, unos 8.000 euros en efectivo, metales preciosos y documentos falsos.

Aunque la operación Arquímedes se haya dado por concluida, el análisis de la información obtenida generará nuevas investigaciones policiales, judiciales y detenciones.