Quantcast

El PSOE tacha de «ciegos» a Mas y Rajoy y acusa a éste de intentar alejar los problemas como el Prestige

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

El secretario de Política Federal del PSOE, Antonio Pradas, ha afirmado este martes que tanto el presidente de la Gneralitat, Artur Mas, como el del Gobierno, Mariano Rajoy, están «ciegos» ante la gravedad de la situación en Cataluña, y ha acusado al jefe del Ejecutivo central de «tratar todos los problemas igual que el Prestige, alejándolo de la costa».

«Hay temas que no se pueden alejar de la costa», ha dicho Pradas en una entrevista en 'Los Desayunos de TVE' recogidas por Europa Press en la que le ha insistido a Rajoy en que en el problema catalán «la razón de Estado debe estar por encima de los intereses electorales».

De hecho, ha defendido que, con su propuesta de reforma constitucional, el PSOE está poniendo sobre la mesa esa «razón de estado», aun «a riesgo de perder votos en algún sitio». Y ha incidido en que el PSOE quiere una reforma «creíble», sin «tacticismos», una negociación seria en la que todos los partidos, incluido el PSOE, renuncien a alguno de sus principios y salga una constitución «con la que todos los partidos estén relativamente en desacuerdo porque ahí está la clave del consenso».

Pradas ha lamentado que el PP haya descalificado su propuesta diciendo que es «vieja» y que ya la propuso el exsecretario general Alfredo Pérez Rubalcaba, y ha replicado que el PSOE «no cambia de idea todas las tardes».

Es más, ha defendido que cuando el PSOE lanzó su propuesta de reforma constitucional era el momento de ponerse a negociarla, porque entonces el problema era «una bola de ping-pong, o de tenis», y los socialistas sabían que se iba a agravar como ha sucedido.

Para el PSOE, su propuesta de reforma constitucional es un ofrecimiento de ayuda tanto a Rajoy como Mas, ante el «inmovilismo y la inoperancia del presidente del Gobierno» y la «insensatez» del de la Generalitat.

En este punto, Pradas ha calificado de «lamentable» y «deslealtad institucional que no se puede permitir» el suspense que mantiene Mas sobre la fecha de convocatoria de la consulta independentista, algo que sería «infantil si no fuera tan grave».

LEY DE CONSULTAS

El dirigente socialista ha acusado a Mas de moverse en el «tacticismo», jugando al ratón y al gato y con «enredos de palabras» y considera «una trampa más» que el 'president' quiera convocar la consulta del 9N basándose en la Ley de Consultas recién aprobada.

Pradas no ha valorado el voto a favor del PSC a esa ley –a la que el PSOE se opone– y ha optado por explicar que también en Andalucía se está aprobando una ley para consultar a los ciudadanos sobre decisiones del Gobierno y el Parlamento regional pero que hacerlo «en Cataluña es mucho más complicado porque está contaminado por el propio proceso». Y ha recalcado que el PSC «ha dejado muy claro que la ley no sirve para el 9N».

Preguntado si cree que su propuesta de reforma federal satisfaría a los independentistas catalanes o si éstos seguirían reclamando más concesiones, ha pedido no confundir a los partidos independentistas con la sociedad, convencido de que «la mayoría no quiere ser más que al sociedad andaluza o la madrileña, pero tampoco menos».

Además, considera que Artur Mas no quiere la reforma constitucional que propugna el PSOE porque pretende «blindar» el Estado del bienestar, y en ese ámbito sus políticas son «las mismas» que las del PP. Junto ese objetivo, ha mencionado su intención de que la Constitución reconozca nuevos derechos civiles y la reforma del modelo territorial, que incluya una nueva financiación autonómica, «un pacto fiscal para toda España que garantice el principio de igualdad».