Quantcast

Escándalo en la boda de James Blunt en Ibiza que termina en denuncia

El cantante británico James Blunt nunca olvidará el día de su boda, desde luego que no. Bueno, o al menos uno de ellos ya que se ha casado con su Sofía Wellesley, nieta del duque de Wellington, en tres días diferentes. Aunque este último ha quedado registrado en forma de denuncia en Ibiza.

La boda, por todo lo alto, se montó con un idílico escenario en la playa de s'Estanyol que ocupó toda la zona sin previo permiso del ayuntamiento, ya que nunca se lo hubieran dado. La denuncia muestra que llenaron con sillas, mesas y una tienda de campaña la playa, hasta la orilla. Blunt y su guapísima chica habrían infringido la normativa de la zona de dominio público.

Incluso los bañistas tuvieron que abandonar el agua e irse con la música a otra parte por la llegada de todo el chiringuito romántico que montó el cantante. Fotografías de las personas allí presentes y de los paparazzis han servido como prueba para presentar las denuncias. Una bonita ceremonia a cambio de una ínfima cantidad para sus bolsillos.