Quantcast

'Caso Rave de Getafe': Apuntan al estramonio como factor clave en las dos muertes el día que comienza el juicio

El juicio del caso de la 'rave' de Getafe en la que murieron dos jóvenes en el verano de 2011 comienza hoy en el juzgado número 5 de lo Penal de Getafe con el análisis de las pruebas periciales correspondientes.  Y en la conclusión fundamental del informe pericial clave en el caso se advierte, como publica Quico Alsedo en El Mundo que «a modo de resumen, admitiendo los márgenes horarios indicados anteriormente, se considera a la intoxicación de la atropina como causa necesaria y suficiente para producir el fallecimiento, por tanto como la causa fundamental de la muerte».

Tras la muerte de dos jóvenes por ingerir estramonio ofrecido por los dos acusados, Iván L.G. y Cristina M.L., el informe forense realizado a partir de las autopsias sorprendió: no se culpaba de los fallecimientos a la ingesta de la droga, un raro alucinógeno de origen vegetal, sino al calor soportado por los cuerpos de los chavales, que habrían caminado kilómetros, drogados, hasta ser encontrados muertos, semidesnudos, junto a un afluente del Manzanares, en Perales del Río.

Los jóvenes muertos deambularon por espacio de 10 horas por el campo a cerca de 40 grados, lo que llevó a la autopsia a defender el calor como principal causa de su fallecimiento, sobre todo porque el informe toxicológico no destapó grandes cantidades de estramonio en los organismos de los dos fallecidos.

Sin embargo, tanto las acusaciones particulares como la Fiscalía fundan ahora su acusación en un informe forense independiente, elaborado por un catedrático de la Escuela de Medicina Legal y Forense de la Universidad Complutense de Madrid.

Ese análisis dictamina sin duda alguna que fue la atropina contenida en el estramonio la que provocó las muertes de Pablo Echegoyen y Alberto del Olmo, ambos de 18 años, y también la convalecencia de Álvaro L.G., de 20 años de edad. La Fiscalía solicita nueve años de cárcel para cada uno de los acusados por dos delitos de homicidio imprudente, uno de lesiones imprudentes y otro contra la salud pública.

UNA TISANA MORTAL A PARTIR DE CIERTA CANTIDAD

Los dos acusados acudieron la noche del sábado 20 al domingo 21 de agosto de 2011 a una fiesta 'rave' en la finca la Aldehuela, en la carretera de San Martín del Vega llevando consigo una botella con una infusión obtenida tras hervir agua con semillas de estramonio, una planta tóxica al consumo humano.

Ingerida en pequeñas dosis esta planta produce efectos alucinógenos, pero si se consume en determinada cantidad puede producir el coma e incluso la muerte. Los imputados eran conscientes de los efectos perniciosos y nocivos de dicha planta dado que Iván M. G. lo había consumido previamente en presencia de la también imputada Cristina V. L.. Ambos imputados ofrecieron dicha bebida con semillas de estramonio, preparada por Iván, a un número indeterminado de asistentes. Dos de ellos murieron y otro resultó herido.