Quantcast

Los acusados de pertenecer a SEGI dan la espalda al tribunal y muestran carteles contra «los juicios políticos»

La juez Murillo suspende la vista y advierte que si hay desacato el juicio no se reanudará «hasta la noche»

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

Los 23 acusados de pertenencia a SEGI que han acudido este lunes al juicio celebrado en su contra en la Audiencia Nacional han dado la espalda al tribunal compuesto por los magistrados Ángela Murillo, Carmen Paloma González y Juan Francisco Martel y han mostrado varios carteles con leyendas en castellano y euskera donde podía leerse «Resolución sí» y «No a los juicios políticos».

Los procesados, que portaban camisetas naranjas con la consigna «libre», se han levantado en el momento en que la presidenta del tribunal, Ángela Murillo, ordenaba el inicio de la vista.

Un total de cinco de los 28 acusados de integración en organización terrorista que debían personarse en la vista oral no han comparecido. Murillo ha ordenado su busca y captura y ha advertido que mantendrá a los cinco –Jacint Ramírez Cruz, Xabier Arina, Imanol Salinas, Irati Tobar e Igarki Robles– en prisión durante toda la duración del juicio por riesgo de fuga, señalado hasta el próximo mes de diciembre.

La presidenta del tribunal ha suspendido la vista y ha advertido a los acusados que cualquier desacato provocará dilaciones en la reanudación. «Nos quedamos aquí hasta la noche si hace falta», ha dicho. Los 23 jóvenes han abandonado la sala entre los aplausos de sus compañeros y familiares.

La Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional inicia a partir de este lunes un nuevo macrojuicio contra el entorno de la banda terrorista ETA, en concreto su rama juvenil SEGI. En esta ocasión debían sentarte en el banquillo 28 jóvenes para los que la Fiscalía solicita una pena de seis años de prisión por integración en organización terrorista.

«DESOBEDIENCIA»

En una rueda de prensa celebrada a primera hora de la mañana en Bilbao, Irati Tobar, una de las acusados huidas en nombre, había anunciado que algunos de ellos no acudirán a la vista oral de en Madrid como forma de «desobediencia».

Según explican los fiscales Juan Antonio García Jabaloy y Susana Landeras en su escrito provisional de acusación, los 28 acusados fueron identificados a través de «vigilancias y seguimientos» como miembros de la dirección nacional de SEGI o responsables a nivel de 'herrialde' (provincia). El juicio estará presidido por la presidenta de la Sección, la juez Ángela Murillo.

El escrito asegura que todos ellos integraban «la organización terrorista de la izquierda abertzale para el control y dinamización del frente juvenil, subordinado en todo momento a la estrategia de la banda terrorista ETA».

Durante los registros efectuados en sus domicilios y los gaztetxes (casas de la juventud) donde solían reunirse la policía incautó abundante material con simbología de SEGI y ETA y panfletos de distintos actos, entre ellos acciones contra el Tren de Alta Velocidad (TAV) del País Vasco.