Quantcast

Los cinco acusados de Segi en busca y captura dicen que no se esconden y piden el fin de los juicios «políticos»

Unas 200 personas se concentran en Azpeitia, donde se ha creado un nuevo 'espacio', en solidaridad con los encausados

SAN SEBASTIÁN, 22 (EUROPA PRESS)

Los cinco jóvenes acusados de pertenecer a Segi y colaborar con ETA que no se han presentado este lunes a la vista oral en la Audiencia Nacional (AN) y para los que la juez Angela Murillo ha decretado orden de búsca y captura han afirmado que no se esconden y que permanecerán en el 'Aske Gunea' de Azpeitia para exigir el fin de los juicios «políticos».

Unas 200 personas, entre las que se encontraban estos cinco jóvenes (Irati Tobar, Imanol Salinas, Igarki Robles y Xabier Arina y Jazint Ramirez), se han concentrado este lunes, junto a la Basílica de San Ignacio de Loiola en la localidad guipuzcoana de Azpeitia, donde desde este pasado domingo, se ha habilitado un 'Aske Gunea' (Espacio de libertad) en apoyo a los, en total, 28 jóvenes que tenían que ser juzgados desde este lunes en la Audiencia Nacional (AN) por pertenecer a Segi y presuntamente colaborar con ETA, por lo que la Fiscalía pide para ellos seis años de prisión.

Los concentrados portaban una pancarta con el lema 'no a los juicios políticos' en euskara y han proferido gritos como 'bakea da bide bakarra' (la paz es el único camino) o 'no nos pararán'.

En declaraciones a los medios, una de los cinco jóvenes que este lunes han decidido no acudir a la vista oral en la AN como gesto de desobediencia, Irati Tobar, ha explicado que su intención es denunciar en Azpeitia que «en el momento político actual que vivimos en Euskal Herria no tiene sentido que todavía se produzcan este tipo de juicios».

«Ha habido diferentes movimientos, personas, en clave de resolución del conflicto y todavía hay muchas consecuencias de ese conflicto político y armado que hay que solucionar, nuestro juicio, también el tema de presos o refugiados», ha afirmado.

Además, ha explicado que han querido «dar un paso más» para denunciar «la situación que vivimos y los ataques que sufrimos» y crear un 'espacio de apoyo' para «aglutinar y activar gente de diferentes ideologías e índole», desde el convencimiento de que pueden «dar pasos hacia adelante».

Según ha explicado, estos 28 jóvenes vascos han decidido «enfrentar» su juicio en la AN «de manera activa y desobediente». Por ellos, aunque cinco de ellos han decido permanecer en el 'Aske Gunea', los otros 23 que sí han asistido a la vista oral, han «dado la espalda a los jueces con carteles con el lema 'no a los juicios, sí a la resolución'.

Jazint Ramirez, encausado que tampoco ha acudido este lunes a la AN, ha indicado que, tras decretar la juez Angela Murillo su «busca y captura, es probable» que sigan este proceso judicial «en prisión».

«Ahora somos militantes políticos, no pretendemos escondernos, hacemos militancia política, estamos aquí para reivindicar que estos juicios políticos tienen que terminar, y para reivindicar el valor de la militancia», ha incidido.

«DECISION POLITICA»

Por otro lado, sobre el desarrollo del juicio ha apuntado que «nunca se sabe como terminan» estos procesos judiciales, y, como ejemplo, ha recordado que «en anterior causa contra jóvenes, fueron todos absueltos», mientras otras sentencias, como el de las 'Herriko tabernas', han sido condenatorias.

«La decisión es política según les intereses», ha opinado. Pese a ello, se ha mostrado convencido de que «la Justicia, no la Ley» está a su «favor», y ha realizado un llamamiento a los diversos agentes a trabajar por «una resolución democrática de este conflicto».