Quantcast
jueves, 27 enero 2022 6:58

Blog – Cristiano ya es el Fenómeno

Si Newton hubiese estado como espectador en Riazor las manzanas le hubiesen dado vueltas en la cabeza durante un tiempo. Cristiano desafió su ley y algunas más de la física conocida con el gol de cabeza con el que el Madrid abrió el marcador. 

Dicen que CR7, hasta el nombre parece un avión, saltó hasta los 2,6 metros de altura para impactar con el balón, aunque algunos turistas afirmaron ver un OVNI vestido de blanco desde la Torre de Hércules (el nombre del famoso faro gallego no hace referencia al torso de Cristiano por más que su novia salga en la película del mismo nombre). 

Desde más allá del punto de penalti, el 7 del Madrid remató un balón que llegaba como llovido del cielo tras un centro de Arbeloa. El cuero traía la misma fuerza que un refresco abierto hace semanas: ninguna. El portugués se movió como un muelle que regresase a su posición original tras la torsión. Fue un cabezazo, pero alguna víbora firmaría similar rapidez en su picadura. La bola, increíblemente, salió despedida con un efecto endiablado hacia la portería de Lux, el meta del conjunto gallego. Acabó en gol con varios espectadores y jugadores frotándose los ojos. No fue gol, fue milagro

Todo lo que llegó después en Riazor volvió a desafiar a Newton, con un campo que parecía inclinado hacia la portería gallega en función del lado para el que atacaba el Madrid. El resultado fueron ocho goles blancos, primera vez que el Madrid le hace un 'ocho' a alguien lejos de Chamartín. 

Esto en cuanto a la física. Si nos vamos a la matemática, Cristiano es Matrix y el Madrid su universo. Un universo de 'ceros y unos' en el que todo, absolutamente todo, gira a su alrededor: 260 goles en 253 partidos, 24 hat-tricks y goles en todos los campos de Primera, salvo Anoeta, que ha pisado. 

Son muchos los que para diferenciar a Ronaldo (el mítico delantero brasileño) de Cristiano Ronaldo se referían al primero como el fenómeno. Ancelotti ya ha bautizado de la misma manera a Cristiano: un animal capaz de desafiar a Newton, la piedra rosetta que explica las temporadas del Madrid y el Neo del Matrix madridista

Cristiano no piensa que es el mejor. Sabe que lo es. Bienvenido a Matrix, Neo.