Quantcast

¿Sacan la Constitución de los libros de texto en Euskadi?

Como las competencias educativas están transferidas a las distintas comunidades autónomas, la Lomce del Ejecutivo del PP que reformaba la Educación se aplica igual, pero con algunos matices. Y en Euskadi, algunos partidos denuncian, según el diario El Mundo, la manera un tanto 'sui generis' en que se está haciendo.  En la Lomce se dice que los estudiantes deben «apreciar los valores de la Constitución española» y los derechos y deberes que de ella emanan, y conocer la bandera o el himno «como elementos comunes de la Nación española y del conjunto de los españoles». Sin embargo, estos objetivos curriculares no figuran en las instrucciones que el Departamento vasco de Educación ha enviado a los colegios para guiar a los tutores en su trabajo con esta materia.

Y es que el Real Decreto vigente, referido a la Primaria, contiene alusiones a la Carta Magna otras que el Gobierno nacionalista de Íñigo Urkullu ha optado por obviar o rebajar.

La asignatura de Valores Sociales y Cívicos es la alternativa a la enseñanza de Religión en horario escolar. En el País Vasco son muchos los padres que piden a los centros no dar ni Religión ni esta optativa, y pedir, a cambio, que se dediquen esas horas a reforzar materias como matemáticas. 

En Secundaria, esta asignatura que se ofrece en vez de Religión pasará a llamarse Valores Éticos y, contendrá los aspectos que más polémica han generado: el análisis de los «peligros» del uso de las células madre o la eutanasia, la crítica a la desobediencia civil y la objeción de conciencia o el prestigio de las Fuerzas Armadas en la defensa de la nación española.

Tal y como describe el diario madrileño, en las instrucciones de la consejería liderada por Cristina Uriarte no aparece ni una sola mención a la Constitución española que los estudiantes deberían entender como fuente de sus derechos y deberes. La Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa dice: «Respetar los valores socialmente reconocidos, conociendo y apreciando los valores de la Constitución española y los derechos y deberes de la Constitución española».

La versión vasca hace en sus objetivos genéricos una alusión puntual a la «legislación estatal y autonómica», pero cuando entra al detalle pasa de lo universal a lo local eliminando la referencia a España: «Valores universales: los derechos humanos. Los derechos del niño y de la niña. Normativa autonómica».

ASí, PSE, PP y UPyD han alertado del afán «adoctrinador» e «identitario» que ven detrás del programa, en el que están participando varios sectores de la comunidad educativa vasca (como los concertados religiosos), mayoritariamente nacionalistas.