Quantcast

Pederasta de Ciudad Lineal: Los vecinos intentan linchar a un operario de la luz por error

Riesgo para la vida de un operario de cámaras de seguridad en el barrio de Valdebernardo de Moratalaz (Madrid). Y es que varias personas trataron de lincharle al confundirle con el sujeto ya ha raptado a varias niñas durante los últimos meses en la capital. Pero no, el hombre, que verdaderamente corrió peligro, era un técnico de videocámaras contratado por una comunidad de propietarios para instalar los dispositivos de seguridad en una parcela y que iba provisto de una cámara de seguridad, según las primeras informaciones policiales.

Este trabajador fue escoltado por la Policía que tuvo que cargar contra los vecinos que intentaban apalear al trabajador. Y es que fue necesaria la presencia de los agentes de la Unidad de Intervención de la Policía Nacional (UIP) para calmar a la muchedumbre enfurecida.

Los hechos ocurrieron sobre las 20.00 horas en una urbanización cerrada situada en la calle de La Raya, cerca del Bulevar de Indalecio Prieto del Barrio de Valdebernardo, junto a la M-40.

Ocurrió que el presidente de la comunidad había solicitado los servicios de una empresa de seguridad para que instalasen cámaras de vigilancia en el edificio. Por ello, el trabajador que salvó finalmente el pellejo, se personó en el lugar alrededor de las 21.30 horas provisto de una cámara con la que comenzó a tomar fotos del inmueble para saber el lugar donde se iban a colocar las cámaras.

Los testigos dijeron anoche que un hombre se acercó a dos niñas y a otra menor y les insinuó algo extraño mientras portaba una cámara entre sus manos. Una mujer que se encontraba cerca se asustó al ver que las niñas se movían y se las llevo corriendo. A continuación, avisó a su marido que bajó y llamó a la Policía diciendo que era el pederasta de Ciudad Lineal.

Mientras llegaban los agentes, se corrió la voz y varias personas se dirigieron a por el hombre. En menos de cinco minutos, más de una treintena de personas le tenían acorralado. La Policía se presentó muy rápido pero, según los testigos, el hombre ya había sido golpeado.