Quantcast

Virginia Yagüe retrata la liberación de una mujer durante el «desánimo generalizado» español del siglo XIX

La guionista de 'La Señora': «Estoy deseando que termine el proceso por la acusación de plagio, no hay base»

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

La escritora Virginia Yagüe retrata en su nueva novela 'La última princesa del Pacífico' (Planeta) el camino hacia la madurez y la liberación de Carlota Díaz, una mujer que viaja a la Filipinas de finales del siglo XIX en medio del «desánimo generalizado» del imperio español por la pérdida de sus colonias.

Yagüe, guionista de 'La Señora' y 'Amar en tiempos revueltos', ha explicado en una entrevista con Europa Press que el paso a la novela responde a «una oportunidad para tener libertad total en la escritura». «Siempre hay guionistas que tienen la aspiración de pasar a la dirección, pero a mi me apetecía la novela: es un reto», ha señalado.

En este sentido, ha señalado que para un guionista, el salto al libro supone «un desafío» en cuanto a la forma de narrar: «no estás sujeto a la secuencia y puedes crear todos los exteriores que quieras», ha bromeado. En cualquier caso, ha asegurado que continuará alternando su labor como guionista junto a la escritura de novelas, a pesar de que «suponga una gran inversión de tiempo».

La llegada de la mayoría de edad para Carlota supone una ruptura con su pasado, en el que se juntaban la afición por la fotografía y los viajes con su padre. El matrimonio con un gran amigo de la infancia conllevará numerosas ataduras a la protagonista que se verán agravadas por el principio del proceso de independencia en Filipinas.

El trabajo de Carlota como fotógrafa del diario de Manila le permitirá escapar de su rutina y conocer a Diego, un hombre del que se enamorará y con el que vivirá una historia de amor que terminará con el asedio de la capital filipina.

PROCESOS INDEPENDENTISTAS

Preguntada por las similitudes con los procesos de independencia de la época actual, Yagüe rechaza hacer una equiparación porque «son dos periodos distintos». «La pérdida de las colonias en 1898 no tienen que ver con el código soberanista», ha señalado.

A su entender, 'el desastre del 98' supuso «una situación muy concreta de la historia de España que ha quedado apartada, más allá de las glosas patrióticas». «Lo que supuso este periodo fue un desánimo generalizado para España debido a que había dejado de ocupar su lugar: el imperio termina aquí», ha apuntado.

Yagüe ha realizado una documentación «larga y laboriosa» para llevar esta época al papel de una de las colonias españolas «más olvidada y lejana». La escritora viajó hasta Manila para hacer el mismo recorrido que su protagonista, aunque el cambio en esta ciudad suponga que «ya no tenga nada que ver con lo que fue».

«Sabía que lo que queda de final de siglo es poquísimo, sobre todo se mantienen los apellidos españoles y las comidas, pero el exotismo sigue existiendo, los entornos y el clima feroz. De hecho, ví llover de una manera brutal casi todos los días en los que estuve allí», ha aseverado.

PLAGIO EN 'LA SEÑORA'

El pasado 9 de septiembre, el Juzgado de Instrucción número 29 de Madrid ordení la apertura de juicio oral contra Yagüe, por un presunto plagio en la serie 'La señora' de la novela 'Melania Jacoby', de la escritora asturiana Susana Pérez-Alonso.

El juzgado argumentaba para abrir juicio oral que «los hechos objeto del procedimiento revisten los caracteres de delito y que aparecen indicios suficientes para exigir responsabilidad criminal a la acusada».

Yagüe se ha defendido de estas acusaciones reiterando que «no hay caso» y, en cualquier caso, acudirá al juicio para «que quede claro» que no se produjo ningún plagio. «Estamos hablando de una novela que no estaba publicada cuando salió la serie y creo que no hay ninguna base en la acusación», ha detallado.

La guionista ha afirmado su deseo de que «termine el proceso cuanto antes y se deje de rentabilizar en los medios», adelantando además que estudiará posibles acciones jurídicas al finalizar el juicio. «Quedará muy claro en el juicio y, a partir de ahí, habrá que revisar todo el tiempo que ha ocupado y yo veré si denuncio», ha concluido.