Quantcast

Referéndum en Escocia: Cameron salva su imagen y promete más poderes para Escocia, Gales e Irlanda del Norte

El primer ministro David Cameron celebró el resultado del referéndum por la independencia de Escocia, en el que ha vencido el 'no', y se comprometió a acelerar nuevas transferencias tanto a Escocia, como a Gales, Irlanda del Norte y las regiones de Inglaterra. Cameron aseguró que trabajará por una reforma a fondo y una descentralizacón sin precedentes del Gobierno británico. «Cumpliremos con los que prometimos», ha dicho, en referencia a las concesiones que harán al Parlamento escocés en cuanto a una mayor autonomía en la gestión del sistema fiscal y sanitario.

El mandatario británico ha ido más allá e incluso ha puesto fecha, el próximo mes de enero, para la publicación de las leyes que harán posible la transferencia de poderes a las autoridades escocesas e invitó a los independentistas a sumarse a las negociaciones para diseñar el proceso. «He felicitado a Alex Salmond [ministro principal de Escocia y líder de los separatistas] y le he transmitido que estaré encantado de que se unan a las conversaciones» para el traspaso de competencias.

En una declaración ante la puerta de la residencia oficial de Downing Street, Cameron dijo que el «resultado ha sido claro» y es una «oportunidad» de cambiar la forma en que el país es gobernado.

Visiblemente aliviado, el primer ministro británico Cameron valora la consulta como «una señal del poder y la vitalidad de nuestra vieja democracia», y aseguró que no se arrepiente de «haber dado a los escoceses el derecho a votar su propio futuro». Cameron vaticinó que no habrá posiblemente otro referéndum en Escocia en esta generación.

También el viceprimer ministro británico, Nick Clegg, se ha felicitado por la victoria en favor de la permanencia escocesa, aunque considera que los resultados son una señal de que es necesaria una reforma constitucional más profunda y que afecte a todo el país, en referencia a que población de Inglaterra también quiere un mayor control de competencias.

«Estoy totalmente convencido de que los escoceses han votado 'no' a la independencia para salvaguardar a nuestra familia de naciones para las futuras generaciones», ha dicho Clegg en una declaración.