Quantcast

Móstoles llora la muerte de la última víctima de violencia de género

Una mujer de 38 años falleció la pasada noche en Móstoles a manos de su pareja en su domicilio en la plaza de Fuensanta. El hombre, de 61 años con nacionalidad peruana, asestó varias puñaladas con un arma blanca en el cuerpo de la fallecida. La mujer, que se llamaba Verónica, según han confirmado fuentes municipales, era de nacionalidad rumana, una de las colonias con mayor número de vecinos en la ciudad.

A las 22:26 horas, el Centro de Emergencias 112 recibió una llamada alertando que había una fuerte pelea en un bajo de la citada plaza. Hasta allí se desplazaron los efectivos sanitarios y varias dotaciones de Policía Nacional que se encargaron de detener al presunto agresor, que responde a las iniciales L.I.D. y no tienen antecedentes penales, y de dirigir la investigación posterior al suceso.

Cuando SUMMA llegó al lugar de los hechos encontraron a la mujer sin vida ya que las heridas de arma blanca se encontraban repartidas por todo el cuerpo. Ante la imposibilidad de reanimarla, el equipo médico no ha podido hacer ninguna maniobra para salvarle la vida.

Según se confirmó la muerte de la trigésimo sexta mujer fallecida por violencia de género en el año 2014, el Ayuntamiento de Móstoles publicó en su página web un manifiesto, encabezado por su alcalde, Daniel Ortiz, en el que se condenaba este suceso. 

«El Ayuntamiento de Móstoles quiere manifestar su más absoluta condena y repulsa ante cualquier acto de violencia de género y en particular con el acaecido ayer en nuestro municipio, con el asesinato de una mujer de 39 años por Violencia de Género», expresa el texto publicado. 

Además, Ortiz también ha denunciado estos hechos a través de las redes sociales. «Desde aquí quiero mostrar todo mi apoyo y solidaridad a la familia de Verónica, última víctima de violencia de género y vecina de nuestra ciudad. El Ayuntamiento está a vuestra entera disposición», manifestó el regidor mostoleño.

Asimismo, en la declaración institucional se enumeraban seis puntos en los que se condena este tipo de actos violentos, además de transmitir solidaridad a las mujeres que están sufriendo maltrato. También el manifiesto incluye el compromiso de seguir trabajando desde el Observatorio Regional de Violencia de Género, además de hacer un llamamiento a la ciudadanía para repulsar estos sucesos.

Para finalizar el manifiesto, el alcalde ha convocado a todos los ciudadanos a guardar un minuto de silencio el próximo lunes 18 de agosto a las 12 horas en la plaza del ayuntamiento en memoria de Verónica y de las demás mujeres que son víctimas de violencia de género.