Quantcast

BBVA reivindica que CX es una entidad “sana” y prevé que España aporte el 30% del beneficio del grupo

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

El consejero delegado de BBVA, Ángel Cano, ha reivindicado que Catalunya Banc (CX), recientemente adquirida por 1.187 millones de euros, es una “entidad sana” sin activos 'tóxicos' inmobiliarios ni hipotecarios, por lo que ha garantizado que existe una “grado remoto” de sorpresas “negativas” en esta operación. Cano ha estimado además que España aporte el 30% del beneficio del grupo desde el 8% actual.

En la presentación de resultados correspondiente a la primera mitad del año, Ángel Cano se ha declarado “muy contento” con la compra de la antigua caja catalana y ha recordado que se ha trabajado “mucho” en los últimos dos años en su proceso de reestructuración y limpieza de balance.

En este sentido, ha puesto en valor que además CX ha acometido un ajuste en oficinas y plantilla. Para Cano, el 'banco azul' ahora tiene que aplicar su forma de hacer negocio en CX y ha subrayado que incorpora 1,5 millones de clientes.

El consejero delegado de BBVA también ha asegurado que existe un “riesgo francamente bajo” de ejecución de la operación, habida cuenta de que la entidad ya integró a Unnim.

Cano ha detallado que el banco dedicó en el “momento álgido” de la operación de CX a unas 300 personas de distintas disciplinas, con el fin de asegurar un análisis “con máximo detalle”.

La integración de la antigua caja catalana se ejecutará a lo largo de 2016, mientras que el 'banco azul' aún no ha decido sobre si mantendrá o no la marca CX en Cataluña.

El director de Estrategia y Finanzas de BBVA, Jaime Sáenz de Tejada, también presente en la rueda de prensa, ha afirmado que con la compra de CX, BBVA ya ha logrado el 15% de cuota de mercado en España y Portugal y aspira a seguir creciendo de forma orgánica.

CONCENTRACIONES EN DOS AÑOS.

El consejero delegado ha dado por casi finalizado el proceso de reestrucuturación y ha emplazado a dentro de un par de años para que se materialicen nuevas concentraciones ante los niveles ajustados en la rentabilidad del negocio. Cano no ha descartado posibles nuevas adquisiciones por parte de BBVA.

En cuanto al proceso de reestructuración en el sector, ha recordado que las cajas de ahorros estaban en situación de quiebra y ha defendido que había que cambiar las formas de gestionar estas entidades. “Era un proceso absolutamente necesario”, ha afirmado, para después valorar que el sector goza ahora de una “opinión distinta” a la que tenía hace cuatro años.