Quantcast

Rajoy y Mas comentan sus planes para las vacaciones al inicio de la reunión en La Moncloa

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, y el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, han comentado sus planes vacacionales para las próximas semanas al inicio de la reunión que mantienen desde las once de esta mañana en el Palacio de la Moncloa para abordar el desafío soberanista y la convocatoria de la consulta el próximo 9 de noviembre.

Una vez que se han saludado en la entrada a la sede de la Presidencia del Gobierno, Rajoy y Mas se han dirigido al interior y se han sentado en los sillones del salón donde tiene lugar la reunión, donde han mantenido una charla distendida mientras los fotógrafos y cámaras de televisión tomaban imágenes.

Así, se ha podido escuchar cómo ambos dirigentes comentaban sus planes para las vacaciones de agosto. Rajoy ha preguntado a Mas qué tiene previsto hacer y éste ha contestado que pasará unos días en Menorca, como suele hacer cada año. A continuación, Rajoy le ha explicado sus planes para las tres semanas de vacaciones que en principio tiene previstas.

Mas ha llegado muy puntual a su reunión con Rajoy, a las once de la mañana, y a diferencia de lo que es habitual el coche en el que viajaba ha parado a unos metros de distancia de la entrada principal, por lo que el presidente catalán ha tenido que andar unos pasos para llegar hasta donde se encontraba esperándole el jefe del Ejecutivo.

También al contrario de lo que ocurrió el pasado lunes con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, Rajoy no ha bajado varios escalones de la entrada de La Moncloa para recibir a Mas, sino que éste ha subido solo todas las escaleras y ha sido arriba donde ambos dirigentes se han saludado. De fondo, las banderas española, catalana y europea.

Tras estrecharse la mano, Rajoy y Mas han intercambiado unas palabras, sin sonrisas pero sin gesto preocupado, y cuando se iban a dirigir al interior de la sede de la Presidencia del Gobierno los medios gráficos les han pedido que se dieran una vez más la mano, a lo que ambos han accedido.