Quantcast

Rubalcaba dice que “nunca” abandonará su compromiso: “El PSOE no me debe nada, yo se lo debo todo al PSOE

El todavía secretario general subraya que ha tenido “un buen equipo” que ha funcionado independientemente de su origen y su federación y de qué votaron en el Congreso de Sevilla

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, se ha despedido de sus compañeros en el congreso federal que proclamará sucesor a Pedro Sánchez garantizando que seguirá siendo un militante “activo” del PSOE y que “nunca” abandonará su “compromiso político”. “El PSOE no me debe nada, yo se lo debo todo el PSOE. Le debo lo que he hecho, le debo lo que he sido y haber podido trabajar por mis convicciones”, ha dicho.

Así ha finalizado Rubalcaba su discurso de inauguración del cónclave en Madrid, en el que ha asegurado que se marcha de su cargo teniendo en la mente a todas las personas que sufren en España y también las dificultades que atraviesa su partido. El líder de los socialistas ha sido ovacionado en varias ocasiones por el auditorio que le ha despedido en pie con un último aplauso que se ha prolongado algunos minutos hasta que el propio Rubalcaba, visiblemente emocionado les ha instado a acabar con él.

En su intervención ha reconocido que los “sentimientos” iban a estar muy presentes en esta última intervención. En estos momentos, ha dicho, es “inevitable” que pasen por su cabeza “atropelladamente” todas las cosas que ha hecho “bien” en estos años, pero también lo que ha “hecho mal” y ha señalado que en esto último piensa “muchísimo más”, si bien no ha introducido ningún elemento de autocrítica en su discurso.

Rubalcaba ha insistido en que en estos momentos piensa mucho en “las dificultades de un partido” al que ha “servido” toda su vida y con todas sus “fuerzas” y ha asegurado a sus compañeros que podrán seguir contando con él. “Abandono la primera línea de la política, pero nunca abandonaré mi compromiso político, nunca es nunca”, ha afirmado.

Así, ha garantizado que mantendrá siempre su compromiso político, el mismo que le llevó “hace muchos años” a pedir el ingreso en el PSOE. “Será mi partido hasta el final de mis días, soy socialista y lo seré hasta el final de mis días”, ha afirmado.

Rubalcaba ha recordado que siempre pensó que el día que se encontrara “impasible” ante el sufrimiento de la gente se iría y ha hecho hincapié en que “hasta el final” de sus días en la primera línea ha “sufrido con los que sufren”. Por eso mismo, ha querido dejar claro que mantendrá este compromiso y su militancia en el PSOE, donde seguirá siendo un “miembro activo”. “Siempre, toda mi vida”, ha afirmado.

El exministro ha dedicado una parte importante de su intervención a los agradecimientos, que ha comenzado por el equipo que le ha acompañado durante los años y medio que ha sido secretario general y con los que ha sido un “privilegio” formar parte de esta etapa y de la “apertura” que ha vivido el PSOE.

“ESTE EQUIPO HA FUNCIONADO”

“Hemos sido un buen equipo, que ha funcionado como tal, con independencia del origen geográfica de sus componentes, de la federación en la que milita cada uno y también de lo que votaron en el Congreso de Sevilla, también. Un equipo de verdad, gracias compañeros”, ha señalado Rubalcaba, mientras podía verse la emoción en muchos de los miembros de su Ejecutiva.

En particular, ha querido “personalizar” esta gratitud en la que ha sido su número dos, la primera vicesecretaria general de la historia del PSOE, Elena Valenciano, ha quien ha dado las gracias por su “buen hacer”, su “trabajo incansable”, su “fortaleza” y su “sensibilidad”. Y también ha tenido palabras de agradecimiento para el Grupo Socialista y las Juventudes Socialistas.

Y haciendo memoria, al primero que ha mencionado ha sido al exministro de Educación José María Maravall que fue con quien entró en política. Después, ha recordado a los expresidentes Felipe González, de quien ha dicho que ha sido quien “más ha aguantado” sus “desvelos” estos tres últimos años, y José Luis Rodríguez Zapatero, que le dio la oportunidad de formar parte del Ejecutivo que “más ha hecho por extender los derechos civiles en España, por la igualdad de las mujeres” y que permitió “el final del terrorismo”.

En este punto, ha hecho hincapié en que, aunque “el final de la violencia en España ha sido tarea de todos”, se produjo “con Zapatero en La Moncloa y con Patxi López en Ajuria Enea”, lo que ha provocado uno de los aplausos más sonoros de su discurso. Y ha recordado al exsecretario general del PSOE Joaquín Almunia, que le dio su primer puesto en una Ejecutiva socialista.,

“No me ha ido mal en la vida política… José María Maravall, Javier Solana, Felipe González, Joaquín Almunia y José Luis Zapatero… Es un equipazo, es el 'Dream Team'”, ha dicho para después cambiar la metáfora para acercarla a su madridismo y ha precisado que son 'la quinta del Buitre'.

Otro de las anécdotas de su discurso, en el que se le ha visto acalorado por la temperatura que había cogido el auditorio, ha sido cuando se ha referido a los focos que apuntaban al escenario y que ha dicho que le recordaban a su etapa en el Ministerio del Interior.

El calor ha dado pie a otra broma cuando, al referirse a la alta temperatura, ha asegurado que no era él el que había pedido que bajaran el aire acondicionado por una cuestión de austeridad y ha avisado a quienes podían alegrarse por la pérdida de líquidos, que este peso se recupera con beber agua y no les servirá para verse mejor.

Rubalcaba comenzó su intervención avisando a sus compañeros que iba a recuperar el “tono profesoral” que se la ha achacado muchos desde que asumió la candidatura a la Secretaría General del PSOE. “Algunos compañeros me decían 'eres un profesor metido ha política' y tenían un poco de razón”, ha admitido, para después expresar su deseo de que ahora que vuelve a la Universidad sus alumnos no piensen que va a ser “un político metido a profesor”. “Tendría narices”, ha apuntado.