Quantcast

Tras el accidente de Angrois, ¿son seguros los trenes?

Según los datos ofrecidos por el Ministerio de Fomento, durante 2013 se produjeron cuatro accidentes ferroviarios por descarrilamiento, uno de ellos corresponde a la tragedia sucedida el año pasado en Santiago por la que 79 personas perdieron la vida.

Debido a este accidente, el año 2013 es el que más víctimas mortales se ha cobrado, otra mujer durante ese mismo año murió al ser arollada en la vía. En 2012 no se produjo ninguna muerte y en 2011 tan sólo murió una persona en Toledo, también al ser arollado en la vía.

Sin embargo en 2010 la tendencia no fue tan positiva como en sus dos años posteriores: murieron 12 jóvenes al atravesar la vía del tren que llevaba de Alicante a Barcelona, por la misma circunstancia (arrollamiento a paso de nivel) también murió un varón de 21 años, otro de 54 años, una mujer de 29, una pareja de 19 y 26 años, otra mujer de 83 y un hombre de 65 años. Por otros diversos accidentes perdieron la vida un operario de 47, otro operario de 53, otros dos varones de 79 y 45 años y un maquinista del tren número 58244. En resumidas cuentas se podría decir que el 2011 fue un año nefasto.

Los arrollamientos producidos por cruzar las vías siguen siendo una de las mayores causas de mortalidad en la red ferroviaria, eran los más altos antes de que se produjera el terrible accidente de Santiago.

CATALUÑA ESTÁ POR ENCIMA DE LA MEDIA EN ACCIDENTES FERROVIARIOS

La Comunidad Autónoma de Cataluña es con diferencia la que más accidentes ha registrado durante los últimos años. Le sigue Castilla y León con 20 accidentes entre 2010 y 2013, casi la mitad que en Cataluña (38), en tercer lugar se sitúa País Vasco con 15, seguido muy de cerca por Valencia con 14 accidentes.

La gran mayoría de accidentes suelen ser por descarrilamientos y colisiones, en un tercer lugar estarían los arrollamientos en la vía y rebases de señales, también se han registrado unos pocos accidentes por escape de materiales o fallo de materiales de los trenes.

ALGUNOS APUNTES NO TAN DESTACADOS DEL INFORME SOBRE EL ACCIDENTE DE SANTIAGO

Se produjeron daños en las edificaciones cercanas al salir despedidos algunos elementos y materiales de la vía y del tren, estos daños están todavía por valorar.

Con arreglo a la ley de información pública y oficial de noviembre de 2001, se sometió a trámite su divulgación. Se recibieron 310 escritos de alegaciones, realizandose las oportunas modificaciones a dicho estudio. Ninguna de las alegaciones puso objeciones al trazado en la zona del accidente.

Según los documentos que disponía el maquinista en la cabina: No existían limitaciones temporales de velocidad en las proximidades del punto de descarrilamiento (PK 84++413 de la línea 082).

La última auscultación dinámica de la vía se realizó en mayo de 2013 y arrojaba datos positivos de su estado.

Lea aquí el documento original del Ministerio de Fomento.