Quantcast

Antonio López: “La acción individual puede variar la Historia, los acontecimientos nunca son inevitables”

“No se está analizando por los observadores internacionales la relación muy estrecha entre Alemania y Rusia” en el conflicto ucraniano

SANTANDER, 25 (EUROPA PRESS)

El historiador de la Universidad Complutense de Madrid, Antonio López Vega, ha asegurado que “las circunstancias condicionan la Historia y que la acción individual de las personas puede variar la Historia, o dicho de otra manera: los acontecimientos nunca son inevitables”.

En una entrevista concedida a Europa Press con motivo de la presentación en Santander de su libro '1914' (Taurus), ha destacado el “papel fundamental” que juega el azar en la Historia, “que nunca se repite”, tal y como “subrayamos los historiadores que venimos de las corrientes historiográficas anglosajonas”.

Así lo afirma en contraposición a la tesis del historiador alemán Oswald Spengler en su libro 'La decadencia de Occidente', representante de la teoría del desarrollo cíclico de las civilizaciones”. En este sentido, ha calificado de “curioso” que el dicho de que “la Historia se repite” es “un lugar común en la historia popular”.

López Vega, que también es subdirector académico del Instituto Universitario de Investigación Ortega y Gasset de la Fundación Ortega-Marañón, ha afirmado que Internet “ha cambiado nuestro modo de comprendernos como ser humano, hemos pasado del 'yo romántico' que explica la emergencia del feminismo, cuando la mujer empieza a percibirse a sí misma como un ente autónomo, igual que el hombre, a un 'yo en red”.

AMENAZAS ACTUALES PARA EL MUNDO OCCIDENTAL Y CIVILIZADO

Por otro lado, cuestionado acerca de cuáles son, a su juicio, las grandes amenazas actuales para el mundo occidental y civilizado que requieren de acuerdos entre las grandes potencias, López Vega ha precisado que son “el nacionalismo en el amplio sentido del término y los fundamentalismos religiosos de toda índole y condición”.

En este sentido, ha aclarado que “no sólo” se trata “del islamismo radical o el yihadismo, sino también otros que pueden condicionar el modo de vida occidental, como el problema judeo-palestino o el radicalismo cristiano”.

Igualmente, preguntado sobre las consecuencias históricas y precedentes de derribos de aviones civiles tras el del Boeing-777 del vuelo MH17 de la compañía Malaysian Airlines en Ucrania la semana pasada y en el que han fallecido 298 personas, López Vega recuerda que ha habido casos anteriores, como en Corea del Sur durante la Guerra Fría, “que generó una tensión internacional en ese contexto de lucha entre los dos bloques”, además del avión de Air France en Lockerville (Escocia) “perpetrado por Gadaffi”.

“Este tipo de atentados, o la utilización de aviones como proyectiles como vimos en las Torres Gemelas, no nos son del todo desconocidos”, ha manifestado, aunque ha resaltado que le parece un hecho “interesante” en términos históricos, ya que “la Primera Guerra Mundial es la primera guerra total de la Historia y es la primera vez que las víctimas civiles duplican a las militares”.

De esta forma, ha recordado que antes de la Gran Guerra “todas las víctimas son gente en el campo de batalla y a partir de la Primera Guerra Mundial se vuelca el dato y la mayoría de las muertes son de civiles. Esto es algo que estamos viendo en Siria y también en Gaza estos días. Por tanto, ese es un elemento importante para la reflexión”.

“RELACIÓN MUY ESTRECHA ENTRE ALEMANIA Y RUSIA”

Igualmente, ha incidido en que el problema de Ucrania procede “de la descomposición de la Unión Soviética” y la cesión de Crimea a Ucrania “cuando la mayoría de la población era rusa”, al tiempo que ha destacado las implicaciones geoestratégicas del conflicto.

“Para comprender bien la dinámica que están tomando las relaciones internacionales estos días hay que entender bien la relación entre Alemania y Rusia, que siempre han tenido una relación muy estrecha, de cierta admiración mutua”, ha comentado.

En su opinión, esta relación “no se está analizando profundamente por los observadores internacionales y es de una importancia muy grande en relación al papel de la Unión Europea, la propia Alemania y Estados Unidos”. “Creo que, efectivamente, después de la caída de las Torres Gemelas se ha abierto un nuevo orden y todavía no hemos entrado en el encaje del mundo multipolar en el que estamos inmersos”, ha dicho.

“1914 FUE MUCHO MÁS QUE UNA GUERRA”

López Vega, que ha presentado esta semana en Santander su libro '1914', ha afirmado que esta obra “trata de forma diferente el estallido de la I Guerra Mundial. “Lo que busca es mostrar que 1914 fue mucho más que una guerra. Y en ese sentido, 1914 es el año en el que termina el largo siglo XIX y comienzo el corto siglo XX”, ha explicado, haciendo referencia al historiador marxista Eric John Ernest Hobsbawn.

La obra está compuesta por 12 ensayos en los que aborda temas como las vanguardias, la potencia de Estados Unidos, el nacionalismo, el feminismo, la globalización económica o la relación entre fe y modernidad.