Quantcast

EE.UU acusa: Rusia aumenta su apoyo militar a las milicias prorrusas,

¿Alguien pensó que la desgracia del Boeing de Malysia conduciría a Rusia a romper con su relación como proveedor de material bélico con los rebeldes prorrusos? Si es así, se equivocaba. Una semana después la realidad parece haber evaporado por completo esos deseos, o eso cree EE.UU. La administración Obama acusa ahora a Rusia de disparar desde su territorio a posiciones militares ucranias y de tratar de entregar nuevos lanzacohetes a las milicias separatistas

Así, esa información de los servicios de inteligencia estadounidenses llega al mismo tiempo en que se recrudece la batalla dialéctica entre ambos países una vez que EE.UU está convencido de que lanzar un cohete BUK es imposible sin apoyo, entrenamiento y asesoramiento ruso. 

Pero la afirmación del Departamento de Estado es lapidaria: “Tenemos evidencias de que Rusia está disparando piezas de artillería desde Rusia para atacar posiciones militares ucranianas”, afirmó su portavoz, Marie Harf. Y agregó que Moscú está tratando de suministrar a los rebeldes “varios tipos de lanzaderas de cohetes más poderosos”, en una prueba de que Rusia, pese a las sanciones de Occidente y la indignación por el derribo del avión, no está dispuesta a cortar su apoyo a los separatistas.

Y el Pentágono fue un poco más allá., asegurando que los ataques rusos a las posiciones militares ucranias en el este de su país llevan “varios días” perpetrándose y que es una muestra “clara de intensificación” del papel ruso. Tenemos evidencias de que Rusia está disparando piezas de artillería desde Rusia para atacar posiciones militares ucranianas”