Quantcast

El 13% de las especies de aves están en amenazadas de extinción, 27 de estas en España, según la UICN

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

El 13 por ciento de las 10.425 especies de aves conocidas en el mundo está amenazadas de extinción, y de estas 27 son españolas, según la nueva Lista Roja Mundial de las Aves 2014 elaborada por Birdlife Internacional, que ha dado de baja al considerar extintas a 140 especies, y a otras cinco las da por extinguidas en estado silvestre. Del total, figuran un total de 27 especies españoles, tales como la Pardela balear, la avutarda, la cerceta, el buitre negro o el milano real.

Así, de las 1.373 especies amenazadas, 213 están en peligro crítico; 419 en peligro y 741 son vulnerables. Además, la lista reclasifica como especies a 350 aves que hasta hace poco tiempo se consideraban subespecies. En la actualidad han sido reconocidas como especies debido a las mejores técnicas científicas, sobre todo las genéticas.

De este modo, la última revisión de 2014 de la UICN, BirdLife Internacional ah evaluado por primera vez el estado de conservación para su posible inclusión en la Lista Roja de Especies Amenazadas de Aves que según la organización da unos resultados “preocupantes”, ya que más del 25 por ciento de las nuevas especies de aves han sido calificadas como amenazadas, por lo que considera “urgente establecer acciones prioritarias de conservación”.

Entre las amenazadas a nivel mundial, la lista roja de la UICN destaca especies como el pavón muitú de Belem (Crax pinima) del noreste Brasil o el petrel de las islas Desertas (Pterodroma deserta) de Madeira, han sido catalogadas como amenazadas a nivel mundial. En el caso del colibrí de barba azul (Oxypogon cyanolaemus), un hermoso picaflores del noreste de Colombia, puede ser demasiado tarde, ya que la especie no ha sido vista en los últimos 70 años.

Respecto a España, la Lista Roja Mundial de las Aves 2014 incluye 26 especies españolas que presentan un fuerte declive, que son muy escasas o con un área de distribución muy reducida. En torno al 7 por ciento de las especies españolas están amenazadas a nivel mundial. De estas, el 3,3 por ciento, es decir 12 especies, están amenazadas a nivel mundial y otras 14 especies están al borde de la amenaza a escala global.

Por ello, desde la Sociedad Española de Ornitología, integrada en la organización internacional BIRDLIFE, cree que es necesario que las comunidades autónomas en las que habitan estas especies elaboren y publiquen planes de recuperación o conservación a los que obliga la Ley y con los que muchas de ellas aún no cuentan.

RECLASIFICACIÓN

Por ejemplo, la UICN pone como “claro ejemplo” la avestruz común, para la que solo se reconocía una especie con varias subpoblaciones o razas, siendo calificada como 'de preocupación menor'. Sin embargo, la avestruz somalí, considerada hasta ahora una raza que se encontraba en Somalia, Etiopía, Yibuti y Kenia, se reconoce ahora como una especie independiente de la avestruz común, y con la categoría de “Vulnerable” (VU). Su área de distribución parece que no deja de reducirse y su población presenta un rápido declive a causa principalmente de la caza descontrolada, la recolección de huevos o la persecución, y su condición podría empeorar si pronto no se toman medidas.

Por ello, la directora ejecutiva de SEO/BirdLife, Asunción Ruiz, ha subrayado que casos como el de la avestruz somalí muestran la importancia de seguir profundizando en la investigación del estatus taxonómico de las aves para no tener “sorpresas desagradables” como esta, en la que una especies que se creía en estado seguro, está en realidad “gravemente amenazada”.

En este sentido, ha reclamado como algo “urgente” un programa estatal para conservar la biodiversidad en el marco del próximo Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación, con el objetivo de dotar de medios a los científicos para poder frenar la pérdida de biodiversidad en España.

Por otro lado, la evaluación de este año plantea también los 'puntos calientes de biodiversidad para las aves amenazadas'. Se trata también especies que han sido reconocidas recientemente y que se localizan en el sudeste de Asia, donde la biodiversidad, según la organización mundial está “altamente amenazada”.

ASIA, PUNTO CALIENTE DE BIODIVERSIDAD

Varias áreas de esta región se han identificado como áreas de importancia mundial por su alto grado de endemicidad –que no se encuentran en ningún otro lugar de la Tierra–. De hecho, con la última evaluación se ha demostrado que algunos de estos puntos son “incluso más importantes de lo que anteriormente se pensaba”, como por ejemplo las islas indonesias de Talaud y Sangihe y parte del archipiélago de Filipinas, sobre todo la isla de Cebú, donde vive el martín pigmeo de Sangihe (Ceyx sangirensis) o el vinago pardo de Cebú (Phapitreron frontales), considerados 'en peligro crítico' y a los que no se ha visto recientemente, aunque todavía podrían contar con poblaciones residuales supervivientes.

Del mismo modo, la UICN considera que hay “implicaciones muy preocupantes” para la conservación de la isla indonesia de Java, que ha experimentado un gran proceso de especiación, que ha dado lugar a “muchas especies diferentes”. Entre estas, se ha reconocido recientemente el pito de Java (Chrysocolaptes strictus), catalogado “vulnerable” o el martín pescador bandeado de Java (Alcedo euryzona) considerado “en peligro crítico”.

Al mismo tiempo, la organización advierte de que la gran explosión demográfica humana que vive Java supone una gran presión sobre los hábitat donde viven estas aves.

“Las Listas Rojas son una herramienta fundamental para dar prioridad a las políticas de conservación de las Administraciones, tanto para establecer medidas de recuperación de especies, como para declarar espacios protegidos”, puntualiza Asunción Ruiz.

LAS 27 ESPECIES ESPAÑOLAS

Las 27 especies españolas recogidas entre las amenazadas son: la Pardela balear, 'en peligro crítico' y el Negrón especulado, el Alimoche común y la Malvasía cabeciblanca, 'en peligro'.

En situación 'vulnerable' están el Águila Imperial Ibérica, el Carricerín cejudo, el Buitre negro, la Avutarda hubara canaria, el Pato avelda, la Cerceta pardilla, la Avutarda común y la Pardela mediterránea.

Mientras, están 'casi amenazadas', el Porrón pardo, la Alondra ricoti, la Paloma rabiche, la Carraca europea, la Gaviota de Audouin, la Aguja colinegra, el Milano real, el Zarapito real, el Petrel gon-gon, la Pardela sombría, el Pinzón azul, la Tarabilla canaria, la Curruca rabilarga y el Sisón común.