Quantcast

Miguel Morán: “Me gusta el flamenco porque me gusta la música”

El flamenco viajará hacia el Norte del 26 al 31 de agosto, fechas en las que se celebrará la primera edición del Festival Flamenco On Fire en Pamplona. ¿Por qué ahí? “Porque es la ciudad natal del gran maestro Sabicas, en cuya memoria se celebrará el festival”, explica el responsable del proyecto, Miguel Morán. ¿Te suena? Claro que te suena: Miguel y su hermano José Luis se inventaron el FIB (Festival Internacional de Benicàssim) hace ahora justo 20 años. Después lo dejaron, en el año 2009, para involucrarse en nuevos proyectos “relacionados, de una forma u otra, con la gestión cultural”, dijeron en su momento. Y ahora, sorpresa, aquí está Miguel Morán presentando un festival flamenco y encima ubicado en el Norte, ¿quién da más?

El caso es que, dice Morán, después de dejar el FIB, él y su hermano pasaron un tiempo “tranquilos”, descansando, pero la idea de hacer algo nuevo “siempre estaba ahí”. Entonces, como él es “aficionado al flamenco y tenía la idea desde hace tiempo”, cuatro años después de vender sus acciones en el FIB, se pusieron a montar lo que hoy ya es Flamenco on Fire. “Empezamos con el diseño y la contratación en octubre del año pasado”, explica.

Por supuesto, sus años de experiencia en la música independiente (“ojo, que Flamenco On Fire no es un festival de flamenco al uso”, advierte) han servido para agilizar todo. Más allá de que “en el mundo del flamenco es mucho más sencillo todo: la contratación y el trato con los artistas; la gente es mucho más accesible que las grandes estrellas de rock”. Pero, sobre todo, ha servido para tener más claro que nunca que la ubicación estuviera fuera de Madrid. En este caso, Pamplona, recordemos, ciudad de Sabicas.

Pero alguna razón más tiene que haber para que la mayor parte de los grandes eventos musicales huyan de la capital. ¿Licencias? ¿Espacios? ¿Horarios? “La verdadera razón es una absoluta falta de apoyos”. De hecho, recuerda aquella edición en la que intentaron traer durante una noche el FIB a Madrid, en el parque de Juan Carlos I, y al año siguiente tuvieron que desistir en el intento. Y eso que en cartel estaban Morrissey, Hot Chip, Pete Doherty y Mika, por citar algunos. 

Sobre Flamenco On Fire

Pero a lo que íbamos, el flamenco, que en Pamplona estará este agosto on fire. Y es que el festiva toma su nombre de un disco recopilatorio con temas de Sabicas, publicado en 1999. Y para su primera edición, propone una variada oferta: conciertos, recitales y espectáculos de baile flamenco, donde prima la calidad y en los que los nuevos valores tendrán un especial protagonismo. 

La idea es que se convierta en un festival atento a la vanguardia y a los cruces e hibridaciones con otras músicas, sin descuidar por ello el Flamenco puro en sus diferentes facetas: cante, toque y baile. En base a estos principios, la primera edición del festival cuenta en su programación con las actuaciones de Sara Baras, Tomatito, Arcángel, José Mercé, Niña Pastori, Pepe Habichuela y Josemi Carmona, Estrella Morente, el homenaje Con Carmen Amaya en la Memoria (interpretado por Karime Amaya, Susana Casas, Belén López y El Junco), Kiko Veneno, Tomasito, Soleá Morente y Los Evangelistas, y los espectáculos 27 Generación Flamenca y Jóvenes Talentos Navarros.

Además, integrará en su programación las primeras Jornadas sobre Arte Flamenco de Pamplona, concebidas con la finalidad de poner en valor la figura del maestro Sabicas, acercando el arte flamenco a diversos públicos de Navarra y otras procedencias. Un programa de conferencias, mesas redondas, clases magistrales, exposiciones, proyecciones de documentales, etc.

Por otro lado, Flamenco On Fire se abrirá a la ciudad a través de la ruta gastronómica El Pincho de Sabicas, que se extenderá por el casco antiguo de Pamplona y en la que participarán algunos de los mejores hosteleros de la ciudad, elaborando un pincho inspirado en el Maestro.

El festival se celebrará en el corazón de Pamplona, donde se ubican sus dos recintos: el Baluarte, que acogerá dos escenarios: escenario Sabicas y escenario Flamenco On Fire, y la Ciudadela, una fortificación renacentista construida en los siglos XVI y XVII que cuenta con las mayores zonas verdes de la ciudad, donde tendrán lugar los conciertos de clausura del Festival.

Finalmente, y como representación de este viaje del flamenco hacia el norte, el pintor Mon Montoya ha creado una obra de arte en la que reinterpreta el destino de ese viaje, Pamplona, inspirándose en 'Las Ciudades Invisibles' del escritor Italo Calvino.

La idea, en un futuro, es que el Flamenco On Fire se abra a otra ciudad española e incluso a Europa. Pero todo poco a poco. Primero, a ver qué pasa con la primera edición, que ya tiene las entradas a la venta en la Ticketmaster y las taquillas de Baluarte. Y el precio, dependiendo del concierto. Consulta aquí el cartel, los horarios y los precios.