Quantcast

Peaches Geldof murió de una sobredosis de heroína

Según el magistrado Roger Hatch, la joven Peaches Geldof, modelo e hija del artista Sir Bob Geldof, murió por una dosis fatal de heroína pura, a la que había sido adicta dos años antes de intentar dejarlo usando un tratamiento de metadona. Su marido, Thomas Cohen, ha confesado, según recogen varios medios británicos, que Peaches volvió a consumir heroína el pasado mes de febrero y que las escondía tras el retrete. 

Precisamente, fue Cohen quien encontró el cuerpo de su mujer al volver de un fin de semana con sus dos hijas, Astala y Phaedra, de 2 y 1 año respectivamente, en casa de su madre. La policía ha encontrado la heroína y jeringuillas en casa de Peaches y el forense ha declarado que la droga tenía una pureza del 61%, mucho más fuerte que la que se puede encontrar en la calle.

Según los resultados de los análisis, la sangre de Peaches Geldof contenía elevados niveles de heroína, codeína, metadona y morfina. Había marcas de pinchazos en sus manos y piernas.