Quantcast

El sargento herido en mayo en un atentado en Yibuti se reencuentra con sus compañeros

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

El sargento del Ejército del Aire Manuel María Copano Lorenzana, quien el pasado 24 de mayo resultó herido en un atentado con granadas contra un céntrico restaurante de Yibuti, se ha reencontrado con sus compañeros de unidad, el Grupo Móvil de Control Aéreo (GRUMOCA), en el acuartelamiento aéreo de Tablada (Sevilla).

El sargento Copano resultó herido junto a otros dos militares españoles que integraban el destacamento Orión que el Ejército del Aire tiene desplegado en Yibuti como parte de la operación Atalanta de la UE de lucha contra la piratería en el Cuerno de África.

El sargento se llevó la peor parte de los tres: resultó herido de gravedad por la metralla y en las primeras horas tuvo que ser intervenido de urgencia en el Hospital Bouffard del Ejército francés en Yibuti, tras lo cual fue evacuado en un avión medicalizado e ingresado en el Hospital Central de la Defensa 'Gómez Ulla' de Madrid.

NOTABLE MEJORÍA

Copano ha permanecido un mes ingresado en este centro sanitario y después del alta hospitalaria continúa convaleciente pero experimentando, según informa el Ejército del Aire, una “notable y progresiva mejoría”.

Junto al sargento, resultaron heridos en el atentado de mayo los cabos primero Manuel López Veiga y José Miguel Mateos Hernández, quienes presentaban lesiones de menor consideración, aunque también fueron trasladados a Madrid.

El GRUMOCA, es la Unidad Aérea Móvil de reacción rápida del Ejército del Aire encargada de desplegar y operar los medios de mando, control y comunicaciones necesarios para apoyar las operaciones aéreas. Actualmente participa, además de en Yibuti, en las misiones internacionales en Afganistán, Malí y República Centroafricana. Pertenece al Sistema de Mando y Control del Mando Aéreo de Combate.