Quantcast

Wire: “Cuando hemos sentido que no había algo nuevo hemos dejado a la banda descansar”

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

Los británicos Wire nacieron en 1976 y con 13 discos a sus espaldas se han convertido en un referente del punk y en pioneros del post-punk, una actitud que nunca han abandonado y de la que harán gala esta semana en España: este martes en Barcelona, el miércoles en Madrid y el jueves en San Sebastián, dentro de la programación del festival Jazzaldia.

La filosofía de los miembros de la banda y uno de los principios del grupo siempre ha sido “cambiar” y esa es precisamente la esencia del punk, tal y como ha señalado el bajista Graham Lewis durante una entrevista concedida a Europa Press, con motivo de su visita a España.

Lewis es consciente de que el cambio no siempre es fácil y cree que “el hecho de no haber conseguido un éxito enorme con un solo trabajo” les ha permitido ser “más ilusos” y poder desarrollar su concepto de la música sin estorbos ni expectativas.

A pesar de la falsa modestia, lo cierto es que 'Pink flag' (1977), su debut discográfico, es uno de los discos esenciales del punk de los años 70 y su influencia va más allá de este género, tal y como admite Lewis a este medio.

“Siempre es halagador que alguien diga que eres una influencia, para muchos el referente ha sido la actitud de la banda. 'Pink Flag' fue un disco importante para el hardcore, porque es un buen proyecto acerca de como con habilidades limitadas puedes conseguir de un sonido básico en algo emocionante”, cuenta.

Y su capacidad para cambiar se palpa en los diferentes grupos que han bebido de las canciones de Wire: desde el proyecto de Steve Albini con Big Black, Hüsker Dü o Minutemen, hasta The Cure o Joy Division, tal y como destaca el bajista del grupo.

A diferencia de otras bandas, su camino no comenzó como un grupo de amigos o hermanos. Su labor es musical y se lo han tomado siempre “muy en serio”, eso es “lo sano”. “Siempre que hemos sentido que no había algo nuevo que hacer hemos dejado que la banda descansara, por eso nuestra relación funciona”, ha dicho.

NUEVO GUITARRISTA

Con casi 40 años a sus espaldas, Wire siguen teniendo claro que experimentar e incluso colaborar con otros músicos es vital: “Tu oportunidad como artista es ser curioso e interesado en lo que es contemporáneo”.

Por eso, la entrada de un nuevo miembro en el grupo hace apenas cuatro años no supuso ningún problema y Wire, sin perder un ápice de su personalidad, creció y abrió sus puertas a la savia nueva que entró con el joven guitarrista Matt Simms, tal y como recuerda Lewis: “Él es mucho más joven, pero tiene muchas similitudes con nosotros y además fija su curiosidad en cosas distintas, es algo maravilloso.

Su entrada se produjo en 2010, cuando el grupo fue invitado a tocar en el Primavera Sound de Barcelona. Para ello, montaron un casting y vieron en Simms que, “además de competente y de poder emular las guitarras de las grabaciones, tenía su propia personalidad”. Y no solo eso: “Él sabía acerca de Wire, pero lo divertido es que su padre era un fan del grupo”, señala.