Quantcast

Expertos avisan de que los altos precios dificultan el acceso a nuevos fármacos y a las mejores pruebas de VIH

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

Los altos precios siguen siendo un gran obstáculo para el acceso a los nuevos medicamentos contra el VIH y a las pruebas de medición de la carga viral, según han mostrado dos informes presentados por la organización médico-humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF).

En este sentido, la asociación ha asegurado que la ampliación del tratamiento para conseguir llegar a más personas que lo necesitan, así como garantizar su éxito consiguiendo la supresión del virus, requiere acciones coordinadas entre países para conseguir que estas herramientas críticas sean más asequibles.

“Casi 12 millones de personas están recibiendo terapia antirretroviral (TAR) en los países en desarrollo. Cada vez más, las personas VIH-positivas empiezan antes el tratamiento y deben seguirlo de por vida, así que necesitamos mejores tratamientos de primera línea y medicamentos de segunda línea más asequibles para cuando fallan los primeros”, ha comentado la directora médica de la Campaña de Acceso a Medicamentos Esenciales de MSF, Jennifer Cohn.

También, prosigue, se necesitan herramientas adicionales para hacer el seguimiento del tratamiento y así asegurar la mejor calidad de la atención, como, por ejemplo, la prueba rutinaria de carga viral, que mide el nivel de virus VIH en la sangre, y por lo tanto, cómo responde la persona al tratamiento.

“Controlando la carga viral detectamos problemas de adherencia muy pronto. Así que si acompañamos la prueba con asesoramiento y apoyo, conseguimos que las personas sigan con la primera línea de tratamiento durante más tiempo. Las pruebas de carga viral también identifican con mayor precisión y rapidez a las personas que necesitan cambiar a segunda o tercera línea de tratamiento si su régimen está fallando”, ha apostillado.

Asimismo, el nuevo informe de MSF 'Getting to Undetectable' (Llegar a indetectable) –que describe el acceso a la prueba de la carga viral en India, Kenia, Malaui, Suráfrica y Zimbabue–, ha revelado que aunque estos países aspiran a implementar el 'test' de carga viral como una prueba de rutina, casi ninguno ha podido hacerlo a gran escala. Además, ha avisado de que el precio por prueba que deben pagar los países es un “obstáculo” importante para una aplicación más amplia.

NEGOCIAR MEJORES PRECIOS Y ALQUILAR LOS APARATOS

Por otra parte, los expertos han descrito los pasos que estos países pueden dar para reducir el coste y la complejidad de introducir esta prueba como, por ejemplo, negociar mejores precios, alquilar los aparatos en lugar de comprarlos, usar menos el monitoreo con CD4 y utilizar técnicas de recolección de muestras más eficientes.

Estos pasos han tenido éxito en algunos países. De hecho, las negociaciones se han traducido en un descenso del precio de las pruebas de carga viral en Kenia, que paga 10 dólares por 'test'. No obstante, los especialistas han asegurado que los donantes necesitan dar un paso “más” y proporcionar financiación para que la prueba de carga viral llegue a las áreas donde más se necesita.

“Sabemos qué herramientas utilizar para que el virus del VIH llegue a ser indetectable y permanezca así. Pero en la mayoría de nuestros contextos, su precio las hace inalcanzables. Aunque la implementación de la prueba de carga viral es lenta e incompleta, se espera que permita descubrir a muchos pacientes que no responden bien a la primera línea de tratamiento y deben cambiar a la segunda línea”, ha argumentado Cohn.

Finalmente, el informe anual de MSF sobre precios de los medicamentos, ha alertado de que este año, mientras el coste de los tratamientos de primera línea y la mayoría de segunda línea han disminuido en los últimos 12 meses, los regímenes de segunda línea siguen siendo dos veces más caros que los de primera.

Y es que, para los países de ingresos medios, la situación es todavía peor, ya que algunos países llegan a pagar 12 veces más que el precio más bajo conocido. “Hay millones de personas que no tienen acceso a tratamiento, y muchas de las personas en tratamiento tienen que cambiar a nuevos regímenes. Para conseguir poner a más personas en tratamiento, los países deben superar las barreras de patentes que socavan el acceso a medicamentos asequibles”, ha zanjado la directora de la Campaña de Acceso a Medicamentos Esenciales de MSF en India, Leena Menghaney.