Quantcast

Una reacción inesperada de los niños cuando se van a Disney World

El pequeñín abre unos ojos de espanto que mete miedo al mismísimo diablo. Y rompe a berrear y a llorar por el susto que le ha metido en el cuerpo su hermana, quien no pudo controlar la emoción por el regalo de sus padres: Viajarán a Disney World… Sí, hay veces que conviene controlar las emociones.