Quantcast

Huyendo de la brutal granizada que cayó en una playa fluvial del Este de Europa

Huyendo como gatos del agua. Algunos se ponían a cubierto bajo camisetas, sombrillas e, incluso, toallas. Otros huían a otros lugares, puede que a intentar huir en coche. Lo que es seguro es que las enormes piedras de hielo ocasionaron algunos daños personales además de los materiales