Quantcast

Sanfermines 2014: Los toros de Adolfo Martín permiten un encierro noble y sin heridos por asta de toro

El sol lucía con fuerza en Pamplona. Día perfecto para las carreras de los mozos por las calles de la ciudad navarra, que presentaba la mayor afluencia de público que en los días anteriores.

En esa tesitura, el encierro se ha desarrollado con gran normalidad. Los toros de Adolfo Martín, que participaban por cuarta vez en los Sanfermines, han permitido grandes carreras a lo largo de todo el recorrido.

Con la manada muy agrupada hasta la cuesta de Santo Domingo, los corredores han podido deleitarse con buenas carreras con unos toros que han ofrecido nobleza para acercarse lo más posible en su trayectoria.

Al llegar a Estafeta, el encierro se ha tornado algo más peligroso ya que uno de los astados se ha distanciado de los cabestros y ha enfilado el grupo a más velocidad, aunque, afortunadamente, no ha corneado a ningún corredor a su paso.

Lo mismo ocurría en la zona trasera de la manada, donde un astado quedaba rezagado y embestía a varios jóvenes en la entrada de la Plaza de Toros.

En líneas generales, encierro limpio y rápido, que tras el primer parte de Cruz Roja, no ha dejado heridos por asta de toro.