Quantcast

Crónica Madina.- Madina augura el resurgir de PSOE y PSC tras unas primarias que «cambiarán la historia»

BARCELONA, 12 (OTR/PRESS)

El aspirante a la Secretaría General del PSOE Eduardo Madina ha augurado el resurgir del PSOE y el PSC tras primarias que se celebran este domingo para elegir a sus futuros líderes, un proceso que «cambiará la historia de la política».

Madina ha reconocido que su partido llegó al último congreso en horas bajas tras una dura derrota electoral, pero ha afirmado que la elección de su nuevo líder le ha otorgado ilusión y «una fortaleza que hace un mes no tenía».

De la misma manera, ha diagnosticado que aunque el PSC ha «absorbido el impacto de la tensión territorial», el socialismo catalán es el futuro de Catalunya, y ha asegurado que si resulta elegido, tendrán buenas relaciones y se volcará para ayudarles.

Durante su intervención en un acto de campaña desde la sede de los socialistas catalanes, Madina ha asegurado que una nueva generación de socialistas debe sacar a España del cruce de caminos en el que se encuentra, un empuje que no se puede hacer sin el PSC.

El socialista ha recordado que muchos avales de su candidatura procedían de Catalunya, y se ha presentado como un profundo admirador de los dirigentes catalanes, orgulloso del trabajo de candidatos como Jaume Collboni y «aún más enamorado de Núria Parlon».

Del partido catalán, ha destacado que su historia de integración y diversidad ha sido una inspiración para los socialistas de Euskadi: «No hace falta votar a CiU para ser catalán, ni al PNV para ser vasco».

SANIDAD Y EDUCACIÓN

Madina ha alabado los trabajos de Pasqual Maragall y Ernest Lluch en la mejora de la Educación y la Sanidad en Catalunya, y ha pedido que la Constitución recoja el compromiso de una inversión mínima en estas áreas.

En ese sentido, ha remarcado que la Sanidad debe ser igual para todos para que no influya si se nace en una familia rica o pobre: «A la hora de la enfermedad, nos igualamos todos. Yo me bajo del autobús y Ana Mato del Jaguar y entramos al hospital por la misma puerta», ha ironizado.

Ha abogado por una reforma fiscal que haga pagar menos a las clases medias y más a las altas, y ha criticado que muchas grandes fortunas tributen como sociedades patrimoniales «desgravándolo todo como la familia Aznar-Botella, que son unos especialistas en bonificaciones», lo que ha considerado inaceptable.

Madina ha recordado la oposición de su partido a la Lomce, y ha señalado que «las naciones son sentimientos internos y no decretos de un Gobierno ni proyectos de ley de un ministro que sabe de todo excepto de Educación y de Catalunya».

«JUEGO LIMPIO»

Madina ha resaltado que los tres aspirantes a liderar el partido han realizado campañas excepcionales y ha considerado que «el juego ha sido limpio», después de que su rival Pedro Sánchez criticara «las malas artes de algunos».

Madina ha considerado que los futuros dirigentes del PSOE deben estar un 90% de su tiempo en la calle y un 10% en los despachos para conectar de nuevo con todos los movimientos del país que sintonizaban con el partido que ahora han buscado «otras opciones».

ACERCAMIENTO A CATALUÑA

El candidato a la Secretaría General del PSOE ha señalado, por otro lado, que le parece bien «todo proceso de acercamiento» que pueda producirse entre Mariano Rajoy y Artur Mas, y ha recordado que si es elegido, su prioridad es pedir a Rajoy que se siente a hablar con Mas para encontrar una salida al conflicto.

«La palabra, el diálogo, las mesas compartidas y los procesos de escucha son siempre buenas intenciones en la política. Ojalá salga bien», ha insistido.

El aspirante a la Secretaría General del PSOE ha pronunciado su discurso ante unos 200 socialistas catalanes, sin la presencia del futuro primer secretario, Miquel Iceta, ni del presidente de la gestora del PSC, Josep Fèlix Ballesteros.

APRENDIÓ DEL PSC

Madina ha resaltado que gran parte de su cultura política como socialista vasco procede del PSC, del que ha destacado que aprendió su «pluralidad, bilingüismo y modernización política».

En declaraciones a los medios antes de su intervención en un acto de campaña en la sede del PSC, en Barcelona, ha añadido que si pierde las primarias de este domingo, no dará problemas a su formación: «Sé ganar porque sé perder», ha remarcado.

«No daré la lata; voy a trabajar para que el PSOE construya su congreso. Que salgamos fuertes de aquí. Nadie verá de mí un mail, tweet o un mal gesto», ha añadido.