Quantcast

Así es la 'suavizada' Ley de Seguridad Ciudadana que presenta el Gobierno

Hay que retroceder hasta 1992 para conocer la última norma de seguridad que regula los espacios de convivencia en nuestro país. La 'Ley Corcuera' nació ese mismo año con el objetivo de apuntalar los espacios más vulnerables de la ley en la ejecución de las infracciones que cometen los distintos ciudadanos en el territorio nacional.

La nueva ley de Seguridad Ciudadana nace más de 20 años más tarde con un fin mucho más suavizada que el texto que manejaba el gabinete de Jorge Fernández Díaz, pero… ¿Cuáles han sido los cambios finales? ¿En qué va consistir el nuevo texto?

– División de las sanciones en tres niveles: leves (multas de entre 100 y 600 euros, entre las que aparecen, por ejemplo, no denunciar el robo del DNI o realizar actividades deportivas en lugares no habilitados para ello), graves (entre 601 y 30.000 euros, como el consumo de psicotrópicos en la vía urbana) y muy graves (entre 30.001 y 600.000 euros, uso de armas sin motivo aparente y apuntar a alguien con un puntero láser, por ejemplo). Estas dos últimas consideraciones pueden ser divididas a su vez en grados: mínimo, medio y máximo.

– ¿Qué pasa con las concentraciones?: Si las protestas se dan frente al Congreso, el Senado o las Asambleas legislativas son consideradas como infracción leve si no han sido comunicadas y se elevan a graves si además están acompañadas de una perturbación grave de la seguridad ciudadana.

– Identificaciones sin discriminación: La ley incluirá la necesidad de cumplir los principios de no discriminación y proporcionalidad en las identificaciones, evitando así legalmente las identificaciones masivas o por razones étnicas.

En cuanto a las retenciones por un máximo de seis horas, ha añadido que además se llevará un libro de registro que se remitirá al Ministerio Fiscal y se expedirá al retenido un volante acreditativo de su situación, el tiempo que ha permanecido y los funcionarios que han participado en la diligencia.

– Mayor número de artículos: En vez de 39, serán 55 los artículos que regirán la nueva norma de seguridad en España. Se crea en paralelo a la susodicha Reforma Penal.

– Prostitución: El anterior texto tenía pensado sancionar a quienes ejercieran la prostitución en lugares cercanos a los que suelen frecuentar los menores. La exigencias de los colectivos hacen que sólo sean sancionados los clientes.

¿QUÉ PIENSA LA OPOSICIÓN?

El secretario de Organización del PSOE, Óscar López, ha reiterado su partido está «radicalmente en contra» del proyecto de Ley de Seguridad Ciudadana que el Consejo de Ministros aprobó ayer viernes, una iniciativa «muy de derechas» que supone «un retroceso de muchos años».

En declaraciones a los periodistas desde 'Ferraz', López ha censurado la aprobación del proyecto impulsado por el Ministerio del Interior que, según ha dicho, no persigue garantizar la seguridad de los ciudadanos, «sino todo lo contrario».

«Este proyecto recorta derechos una vez más y hace que muchas competencias que afortunadamente son de la justicia pasen a ser del Gobierno«, explica López.

Gaspar Llamazares, portavoz de Izquierda Unida, ha asegurado que la nueva ley es una forma de limitar los derechos fundamentales de los ciudadanos avanzando hacia un estado de excepción y limitando la libertad de las personas».

Por su parte, el presidente del Consejo General de la Abogacía Española (CGAE), Carlos Carnicer, ha confiado  en que lograrán «abrir brecha» en la tramitación de la Ley de Seguridad Ciudadana en el Congreso o en el Senado para que sus peticiones y alegaciones sean incluidas o, en caso contrario, ha avanzado que intentarán que quienes tienen la competencia «interpongan un recurso de inconstitucionalidad».