Quantcast

Rajoy y Artur Mas trabajarán para cerrar un encuentro

El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, y el presidente de la Generalitat, Artur Mas, han mantenido una conversación telefónica en la mañana de este viernes, ha revelado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Fue una conversación «cordial», a partir de la que ambas partes trabajarán para que se pueda concentar un «encuentro» entre los dos líderes, ha añadido.

La portavoz ha aclarado que esa futura reunión «no tiene fecha» aún y tampoco ha podido precisar dónde tendría lugar, pues de estos detalles no hablaron los presidentes en su conversación que duró, según ella, «lo suficiente».

Saénz de Santamaría ha rehusado revelar de quién partió la iniciativa de llamar al otro para no entrar a «alimentar lo que precisamente se está viendo estos días». «Lo importante es que han hablado» y que ambos tienen «voluntad» de concretar un encuentro.

Eso sí, la vicepresidenta ha asegurado que en la conversación con Mas, Rajoy ha dejado «bastante claro» cuál es la posición del Gobierno de la Nación en relación con el referéndum de autodeterminación que defiende la Generalitat, una consulta que, ha dicho, «no tiene cabida» en la Constitución española.

Y no porque lo diga el Gobierno, sino porque es también lo que han establecido el Parlamento de España y el Tribunal Constitucional y «sobre eso no puede disponer ningún gobernante». Por eso, el jefe del Ejecutivo está dispuesto a «dialogar» en los términos que le obligan la Constitución y las leyes.

ENSEÑANZA DEL CASTELLANO

Por otro lado, el Gobierno, a través del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, deducirá o retendrá de la financiación autonómica a las comunidades con lengua cooficial la matrícula, escolarización, transporte, comedor e internado de los alumnos que quieran optar el curso que viene 2014-2015 a una enseñanza en la que el castellano sea lengua vehicular, si no se garantizan plazas públicas suficientes.

Así lo establece el decreto, aprobado este viernes por el Consejo de Ministros, que desarrolla la disposición adicional 38ª de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), denominada 'Lengua castellana, lenguas cooficiales y lenguas que gocen de protección legal'.

Aunque esta disposición regula la obligación por parte de todas las administraciones educativas con lengua cooficial de garantizar el derecho del alumnado a recibir las enseñanzas en castellano y en las demás lenguas cooficiales en sus respectivos territorios, se dirige principalmente a Cataluña, donde se han dado a conocer algunos casos de familias que, queriendo estudiar en castellano en la red pública, se han encontrado con que no había oferta suficiente.

Según el texto, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, previa comprobación de esta situación, asumirá íntegramente, por cuenta de la administración educativa correspondiente, los gastos efectivos de escolarización de este alumnado en centros privados en los que exista dicha oferta, que repercutirán a dicha administración educativa.

El procedimiento será iniciado por las familias e instruido por la Alta Inspección de Educación y en él deberá darse audiencia a la administración educativa afectada. Los beneficiarios son los alumnos que cursen educación obligatoria -hasta los 16 años- con un límite del gasto medio por alumno público en enseñanza no universitaria que actualmente es de 6.057 euros.

El decreto establece que la revocación del derecho a la compensación se producirá cuando la comunidad autónoma en cuestión garantice que el alumno recibe enseñanza en castellano, dentro del marco de su programación educativa.