Quantcast

Viajar barato en avión es fácil si sabes cómo

Todo el mundo ha oído hablar de esos billetes 'chollazos', “Me fui a Milán por 2 euros”, me dijeron. ¿Cómo es posible? Comprar un billete de avión barato tiene truco, aunque no hace falta ser un experto en nada para conocer las claves del viaje 'low cost'. Solo hay que tener en cuenta una serie de sencillos procedimientos que te detallamos a continuación.

1. Compra con una antelación mínima dos o tres semanas:

Cuanta más antelación utilices para comprar tu billete de avión, mejor. Esa es una regla básica e inquebrantable del 'low cost' de líneas aéreas.
Mucha gente no sabe con seguridad de qué días podrá disfrutar unas vacaciones con varios meses de antelación, pero los afortunados que lo tienen claro, son los que más ahorran.

2. Compara con un buscador de vuelos

El buscador de vuelos compara los precios de las diferentes compañías aéreas, por lo que te garantiza poder encontrar un precio mínimo entre todas las ofertas. Uno de los mejores buscadores es Skyscanner según opiniones de usuarios. Las agencias online como Rumbo, Atrapalo, Lastminute o Edreams (entre otras) por el contrario, cobran comisión, por lo que es peor que comprar a través de la web de la propia compañía, lo que sería idóneo.
Es muy importante comparar en diferentes páginas, porque cuantas más se visiten, más posibilidades habrá de encontrar la mejor opción.

3. No reservar en fines de semana o vacaciones

Este punto es uno de los más complicados de cumplir, porque evidentemente a todo el mundo se le ocurre la idea de viajar en cuanto tiene unos días libres. El caso es que si te organizas, puedes ahorrar evitando fines de semana y fechas que coincidan con días festivos, ya que las compañías suben el precio estos días. Además, si los meses no coinciden con los de temporada alta de verano y Navidad, ahorrarás más todavía.

4. No reservar a principio de mes, mediados o final

Los billetes de avión son más caros a principio, mediados y final de mes, de la misma forma que son más caros los días festivos y fines de semana, por lo que es mejor evitar despegar esos días. El motivo de la subida en los tramos principio, medio y final es que es cuando más demanda existe porque las vacaciones suelen empezar esos días clave.

5. Indiferencia en cuanto al destino

Para espíritus aventureros, los viajes pueden reducir su precio considerablemente. En ocasiones, las compañías aéreas ofrecen ofertas de última hora al no haber vendido ni la mitad de las plazas y es ahí donde aparecen los míticos chollos. Google Flights también es una buena herramienta que puede ayudarte a planear el viaje y a ahorrar.

6. Suscripción a 'newsletters' de las compañías

¿Qué te parecería que las ofertas llegaran directamente a tu correo electrónico? Esto es posible gracias a las newsletters o boletines de noticias de las compañías aéreas a los que te puedes suscribir.

7. Reserva desde Madrid o Barcelona

Es siempre más barato reservar por tramos desde un aeropuerto principal que hacerlo desde uno secundario directamente, aunque obviamente también es más incómodo, pero el 'low cost' también requiere algún pequeño sacrificio.
El ahorro puede ser significativo si por ejemplo reservamos Mallorca-Madrid, Madrid-Bogotá, que si viajamos directamente de Mallorca a Bogotá.

8. Lee los términos y condiciones

Para evitar cargos adicionales y otros extras que incrementen el precio del billete significativamente, es imprescindible leer con atención los términos y condiciones de cada compañía. Los usuarios tienen la obligación de conocer los términos en los que contratan el servicio de la compañía aérea, como cuánto peso podemos llevar como máximo, cuántos bultos, etc.
Algunas compañías acaban facturando una suma nada desdeñable gracias a los descuidos de algunos clientes que no se han leído los términos y condiciones y acaban teniendo que pagar más porque no cumplen con las normas del servicio contratado (llevan más peso o más bultos, no llevan el billete impreso, etc.)