Quantcast

El abogado de la madre de Asunta considera «una desconsideración más que un ataque» el escrito de defensa de Basterra

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 10 (EUROPA PRESS)

El abogado de la madre de Asunta Basterra, José Luis Gutiérrez Aranguren, ha asegurado este jueves que cree «una desconsideración más que un ataque» el escrito de defensa presentado por la letrada que representa a Alfonso Basterra.

Así lo ha manifestado en declaraciones a Europa Press, en las que ha indicado que «siempre ha defendido la inocencia» de Porto, lo que seguirá haciendo para pedir su absolución, según ha recalcado, para recordar que «no esperaba en este momento» el escrito de la abogada de Basterra, Belén Hospido.

«No me voy a apartar de mi línea», ha señalado Aranguren, quien, no obstante, ha afirmado que lo esgrimido por Basterra, quien aduce que la niña había pernoctado con Rosario Porto cuando se encontraba indispuesta en los meses de julio y septiembre de 2013, fechas en las que testimonios de profesoras han alertado de que presentaba síntomas de haber podido ser drogada, le llevará a «hacer más preguntas» en el juicio de las previstas inicialmente.

Además, ha recordado que la Audiencia Provincial de A Coruña le ha denegado la posibilidad de ser acusador en este proceso, por lo que ha insistido que no puede «hacer acusaciones», pero ha añadido, sin embargo, que no puede «echar culpas sin pruebas».

Aranguren ha comentado que procederá a «estudiar a fondo» el contenido de la causa de cara al juicio para preparar el interrogatorio en la vista que, según ha dicho, incluirá más cuestiones de las que se había planteado en un inicio.

«NO ÍBAMOS A LA PAR»

Sobre las estrategias de las dos defensas, el letrado de Porto ha recalcado que no iban «a la par» antes de conocerse los escritos de las partes, aunque ha reconocido que había coincidencias «sólo en cuestiones» que afectan a las dos partes.

«No hay una unidad de estrategia. Cada uno hace lo que le parece oportuno», ha afirmado José Luis Aranguren al respecto de la argumentación esgrimida por el padre de la menor.

En el escrito presentado por la defensa de Basterra se señala que la niña «únicamente en momentos puntuales» dormía en casa de su padre «por razones de viajes, salud o compromisos» de Rosario Porto. Además, sobre los medicamentos adquiridos, alega que «entregaba las cajas de las medicinas» a la madre de la niña «siendo ésta quien las guardaba y administraba en su propio domicilio».

En relación al día del crimen, argumenta la defensa de Basterra que «no acudió en todo ese día a la casa de Montouto» y precisa que «ni ese día no en los siguientes al fallecimiento de la menor supo que la niña había acompañado a su madre a dicho lugar pues la señora Porto le contó que la había dejado en el domicilio haciendo los deberes».