Quantcast

Una joven envía por error una foto suya desnuda a su padre

Aya Nyjah comprobará, a partir de ahora, todos y cada uno de los mensajes que envía por redes sociales tipo Twitter o WhatsApp. Y no es para menos después de que cometiera uno de los errores más vergonzosos de toda su vida.

Esta joven se equivocó de destinatario- muchos dicen que aposta y que todo forma parte de un burdo montaje- y en vez de enviarle un selfie muy ligerito de ropa a su novio, se le mandó a su padre.

Como publica el diario Daily Mirror, el padre de la joven llamó de forma inmediata a su hija para que le diera una explicación de lo que acababa de recibir en su teléfono móvil. «¿Qué demonios es esto que me has enviado?», «Contéstame el teléfono» o «¿Qué haces que no estás en el colegio».

Esas fueron, como destaca el tabloide británico, algunas de las preguntas que se hacía tras recibir en el chat de Twitter esa sorprendente conversión.
Aya, agobiada por la situación que se le venía encima, decidió pedir ayuda en Twitter y decidió publicar un tuit que rezaba la siguiente frase: «¡Qué horror! Le he mandado una foto mía desnuda a mi padre».

Esa imagen está en boca de todos y ese error, en parte provocado (por eso muchos creen que es todo un fake), nos demuestra que hay que tener 'pies de plomo' con que enviamos y a quien.